Televisión

Candela Peña no iba a ser Rosario Porto: le ofrecieron otro personaje, pero acabó interpretando a la madre de Asunta en Netflix

El día que Netflix enseñó la primera imagen de Candela Peña como Rosario Porto, nadie dudó de que ella era la actriz más adecuada para ese personaje. El pelo, la mirada, el gesto... y, todo ello, con una simple fotografía. Sin embargo, la realidad es que consiguió ese papel casi de casualidad, porque inicialmente iba a interpretar otro personaje en El caso Asunta, la serie sobre el asesinato de la niña que conmocionó a España en 2013 y que la plataforma de streaming estrena el viernes 26 de abril.

Ramón Campos, máximo responsable de la productora Bambú (Velvet, Fariña, La Promesa), comenzó el casting de la serie eligiendo, en primer lugar, a Javier Gutiérrez, que encarna al juez instructor del asesinato de la menor. "Fue la primera persona a la que contacté. Le admiro mucho, aunque no le conocía", nos explica. "Tenía claro que El caso Asunta era una serie a la que mucha gente iba a tener reparos en sumarse y yo necesitaba un abanderado que me quitase todos los miedos de falta de calidad. Y cuando dices que tienes a Javier Gutiérrez, se abren todas las puertas".

Después, Campos telefoneó a Candela Peña, pero no para el papel de Rosario Porto, sino "para que hiciera de policía", un papel que finalmente recayó en María León. "Yo tenía la imagen de Candela en La Resistencia: dicharachera, fuerte... Cuando nos conocimos, me llamó la atención que no era así. Hablando con ella sobre el personaje de la policía, me preguntó a quién tenía para Rosario", recuerda Campos. "No habíamos hecho prueba a nadie, pero teníamos algunos nombres [para la madre de Asunta], y Candela me preguntó si podía hacer una prueba", rememora. "Me pidió 15 días para preparárselo".

Convencido de que podía clavar el papel, a Ramón Campos le preocupaba que Netflix, que es quien tiene que dar la autorización final al casting, pudiera pensar que físicamente la actriz no daba para Rosario. De tal manera que la solución que encontró fue organizar una prueba de casting completa, con caracterización incluida, algo que "no se hace jamás". "Llamé al maquillador, a la peluquera, a la directora de vestuario, al de fotografía y al director de la serie", explica. "Trajimos muchas pelucas y montamos un set para grabar una secuencia. Yo sabía que la única forma de que aceptaran a Candela era si la preparábamos mucho, porque interpretativamente no teníamos ninguna duda. Y Netflix lo compró", recuerda el productor. "El resultado de aquella prueba es la primera foto que se publicó cuando se anunció el proyecto [la misma que ilustra esta información], que está hecha en las oficinas de Bambú", confirma Campos.

También hemos hablado con Candela Peña sobre cómo vivió este proceso hasta conseguir uno de los papeles más impactantes de su carrera. "Yo estaba sin trabajo y hubiera hecho lo que me ofrecieron [el personaje de policía] a pies juntillas", rememora Candela Peña, pero no se lo pensó dos veces cuando tuvo delante a Ramón Campos. "Antes de que llegara a la reunión, le pregunté a mi representante: '¿A quién tendrán para Rosario? Y me dijo que me callara...", explica. Pero no lo hizo. "A los dos minutos de hablar con el productor, pregunté y recuerdo que me dijeron que no tenían a nadie para hacer de Rosario. Sin embargo, nombraron a varias actrices y yo pensé: 'Bueno, pues yo también podría hacerlo'. Y les pregunté si podría hacer la prueba", confirma la actriz.

Peña explica que se "preparó muy bien" ese casting, pero reconoce que la caracterización fue un plus importante. "Ha sido más del 30% del personaje...¡Aquellas pelucas!", destaca. El pelo y la forma de caminar del personaje eran sus rasgos más distintivos. "Camina como una bailarina, siempre en primera, pasito muy corto, muy chiquitita". Cuando le dieron el papel, "vino la hostia" y se dio cuenta del duro trabajo que tenía que hacer para encargar a la madre de Asunta, que fue acusada de asesinato junto a su exmarido, Alfonso Basterra (Tristán Ulloa). "Fui un poco inconsciente. ¡En qué momento me ofrezco yo!", pensó al ver el reto que tenía por delante.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud