Televisión

Agreden a La Sexta en la manifestación de los agricultores en Madrid y Ferreras estalla contra los "energúmenos que insultan"

Un equipo de Al rojo vivo (La Sexta) ha sido increpado y agredido por algunos manifestantes que este miércoles han protestado ante la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid. Ferreras ha conectado con su reportera, María Lamela, justo cuando se producía una discusión entre un individuo que arremetía contra la prensa y una mujer "que nos ha intentado defender".

"Se está viviendo un momento de tensión", ha explicado la periodista, que en ese momento estaba rodeada por agricultores que tenían puntos de vista muy distintos, porque unos pedían que la prensa se fuera mientras que otros recordaban a sus compañeros que "están trabajando".

El momento más crítico se ha producido cuando uno de los agricultores se ha acercado y ha dado un manotazo a la cámara. "Acaban de dar un golpe y nos han roto una pieza de la cámara", ha comentado Lamela, mientras trataba de defenderse de otro manifestante. "No me agarre el micrófono, que estamos trabajando. Me están tapando la cámara y nos están empujando de muy malas maneras", ha dicho.

Pasados unos segundos, la reportera ha conseguido salir de la zona más tensionada y ha podido hablar con Antonio García Ferreras, que explicaba la situación de la siguiente manera: "Había agricultores que pedían a los periodistas trabajar con normalidad y había otros energúmenos que han estado insultando y tratan de evitar que contemos lo que ocurre". "Esto es lo que pasa cuando la extrema derecha intenta hacerse con el control de estas protestas", se ha quejado el presentador, que también ha mandado un recado para todos los que habían increpado a su equipo: "Es un honor que fascistas y personajes de esas características nos consideren personajes poco recomendables".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud