Televisión

Borja Prado, un año y medio de desencuentros en Mediaset: Vasile, Salem y la gran disputa por Jorge Javier

Borja Prado dejará Mediaset antes de que acabe 2023, tal y como adelantamos este lunes desde elEconomista. Termina así un año y medio como presidente del grupo audiovisual propietario de Telecinco y Cuatro. Un tiempo que ha estado marcado por la difícil convivencia del directivo con Paolo Vasile y Alessandro Salem, los dos consejeros delegados con los que ha coincidido.

Borja Prado (Madrid, 1956) llegó a Mediaset en abril de 2022. El que fuera presidente de Endesa entre 2008 y 2019 se convirtió en el hombre elegido por Silvio Berlusconi para relevar a Alejandro Echevarría tras 26 años en en la presidencia, aunque en el caso de Prado lo hizo con competencias ejecutivas.

Convivió con Paolo Vasile durante ocho meses meses, los más complicados para el mandamás italiano, porque su situación era más débil que nunca en la compañía con una crisis de audiencia cada vez más profunda y sin que en ese momento -tampoco ahora- diera signos de mejora. La forma de entender la televisión y ver el negocio era distinta para ellos. Mientras que Vasile apostaba por los programas de siempre y mantenía una apuesta firme por el polémico Sálvame como pilar de la cadena, Prado llegó con el objetivo puesto en eliminar ese espacio y limpiar los contenidos de La Fábrica de la Tele, autora, entre otros espacios, del documental de Rocío Carrasco que había contribuido a polarizar a la audiencia. Curiosamente, la marcha de Prado coincide ahora con la ruptura definitiva de Mediaset y La Fábrica, que se ha quedado sin los tres programas que produce en la cadena.

La salida de Paolo Vasile se resolvió con el nombramiento de Alessandro Salem como nuevo consejero delegado de Mediaset. De nuevo otra bicefalia que se ha convertido en una auténtica guerra durante este año en el que, además, ha muerto Silvio Berlusconi, el dueño de Mediaset que fue el que eligió a Prado para 'vigilar' el negocio en España. Inicialmente, la compañía repartió el poder entre él y Salem, de tal manera que Prado se quedó con competencias ejecutivas en materia de Relaciones Externas e Institucionales, Asuntos Jurídicos y Regulatorios, Auditoría Interna, Cumplimiento Normativo y Responsabilidad Social. Asimismo, Mediaset le concedió "labores de apoyo y colaboración a la línea editorial de los programas informativos".

Este fue el punto más conflictivo durante los primeros meses de 2023, incluso dio lugar a que Salem reivindicase en los medios que él era quien mandaba. De hecho, a mediados de año Mediaset introdujo cambios en su organigrama y retiró a Prado el poder sobre los informativos y la línea editorial, de tal manera que se quedó solo con las funciones institucionales. El resto del peso del organigrama recae desde entonces en Alessandro Salem: Gestión y Operaciones, Dirección General Corporativa, Comunicación y Relaciones Externas, Publiespaña, Contenidos, Informativos e Informativos Telecinco.

Prado se quedaba sin competencias en Informativos, aunque su idea había sido fomentar una cadena alineada con el centro derecha a la vista de la posible victoria del PP en las pasadas elecciones del 23. En este sentido, Prado pretendía arrebatar a Atresmedia a Vicente Vallés, su principal estrella de Antena 3 Noticias y azote de Pedro Sánchez, pero el periodista rechazó la oferta.

El cambio a los informativos de Mediaset ha llegado meses después, pero no a través de Vallés, sino de la mano de Paco Moreno. Alessandro Salem eligió, como adelantó Informalia, al director de TV Canaria para poner en marcha unos informativos más moderados que finalmente tendrán con presentador principal a Carlos Franganillo, cuyo perfil también es más discreto que el de Vallés.

Guerra entre Borja Prado y Alessandro Salem

Uno de los principales puntos de fricción de Prado y Salem fue la figura de Jorge Javier Vázquez. Aunque los dos estaban de acuerdo en que Sálvame debía desaparecer -así ocurrió en junio- Borja Prado quería que el presentador también saliese de la cadena. La pasada primavera se publicó la intención de Mediaset de resolver el contrato con Jorge Javier Vázquez por decisión del presidente, pero días después Salem dijo todo lo contrario en una entrevista en El País y dio su apoyo al presentador. De hecho, el italiano manifestó su intención de seguir contando con el catalán, tal y como ocurrió a la vuelta del verano, cuando Jorge Javier se puso al frente del fallido Cuentos chinos, eliminado de la parrilla a las dos semanas de su estreno a causa de sus nefastas audiencias. Jorge Javier sigue en Mediaset y se espera que presente Supervivientes.

Durante los últimos meses, Mediaset ha llevado a cabo un proceso de rediseño de parrilla para intentar salir de la crisis de audiencia en la que está hundida desde hace dos años. La decisión más radical, como hemos dicho, fue la retirada de Sálvame y todos los programas derivados de ese formato. El salto a las tardes de Ana Rosa Quintana, el regreso de GH VIP o el estreno del polémico De viernes han sido otras de las novedades de Mediaset. Precisamente, este programa se estrenó hace dos semanas con una entrevista a Ángel Cristo Jr. en la que atacaba a su madre y hablaba de su relación con el rey Juan Carlos. La vedette, por cierto, respondió desde Antena 3 señalando al presidente de Mediaset, hijo de Manuel Prado de Colón y Carvajal, que fue administrador privado de Juan Carlos I.

En este convulso periodo de Prado en Mediaset, el presidente también ha tenido que vivir momentos surrealistas dentro de la propia cadena que preside, como el día que Todo es mentira, de Cuatro, emitió unas imágenes de los invitados al cumpleaños de Aznar. Aparecía Prado entre ellos y, sin identificarlo, el reportero se mofó de su apariencia: "Que alguien le diga al caballero que esto no es un funeral".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud