Televisión

La guerra de la 'despedida' Marta Riesco contra Ana Rosa llega a los juzgados el 13 de diciembre

Marta Riesco trabajó pata la productora de Ana Rosa Quintana

Marta Riesco ya cuenta los días para que se celebre el juicio contra la productora Unicorn Content, la de Ana Rosa Quintana, por su despido tras protagonizar algunos escándalos y situaciones rocambolescas e incluso comprometidas como colarse en un directo de Sálvame para enfrentarse con Cristina Porta, reportera en aquel entonces del programa, y dirigirse posteriormente a Borja Prado, presidente de Mediaset, para decirle que desde ese programa la estaban acosando.

Según ha podido saber Informalia, será el próximo 13 de diciembre cuando la ex reportera de El programa de Ana Rosa y Fiesta acuda al juzgado para enfrentarse a la que un día fue su jefa tras interponer una demanda por despido improcedente. Se trató de un "despido disciplinario", como ella misma se encargó de comunicar al mismo tiempo que anunciaba que no estaba de acuerdo y que había decidido llevar el caso a los tribunales: "No estoy conforme con los motivos que la empresa ha alegado para prescindir de mis servicios, por lo que os anuncio que el despido va a ser impugnado ante el Juzgado de lo Social". Y así lo hizo. Por eso en unos días intentará hacer ver al juez que no existían motivos para que la despidieran.

Novia de Antonio David Flores

Marta Riesco, por aquel entonces todavía novia de Antonio David, fue despedida en marzo de este año y en mayo las dos partes se reunieron en los juzgados de lo social para llegar a un acuerdo de conciliación y económico. Pero no llegaron a un acuerdo porque la productora no aceptó sus peticiones. Se desconocen las causas reales de su despido, aunque aparentemente el comportamiento que Riesco estaba mostrando tanto públicamente a través de sus redes sociales como en el entorno laboral era insostenible para la productora.

Durante un tiempo se dedicó a atacar desde sus redes sociales a Sálvame, su presentador y sus colaboradores e incluso a la propia cadena para la que trabajaba poniendo en un gran compromiso a su empresa, la productora Unicorn. Por ello, semanas antes de su despido, Unicorn apartó de los directos del programa para evitar otro desafortunado momento como el comentado anteriormente en el que convirtió a Borja Prado en protagonista de su pelea en directo.

Aun así, Marta no fue consciente de que su comportamiento no solo la estaba perjudicando profesionalmente sino también comprometiendo a su empresa, que decidió un despido disciplinario. "Solo quiero que me dejen trabajar. Trabajar. No puedo más. ¿Qué he hecho tan malo? Están matando mis ilusiones y todo el esfuerzo que he hecho desde hace quince años por estar dónde estoy. No estoy loca, sólo quiero que me dejen trabajar como trabajaba antes". Pero eso ya no fue posible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud