Televisión

La entrevista de Belén Esteban que tiene asustados a los directivos de Mediaset: el día que ella hable

Belén Esteban y Kiko Matamoros acudieron a La Resistencia este lunes para hablar sobre Sálvese quien pueda, el programa que acaban de estrenar en Netflix algunos de los colaboradores de Sálvame. Los dos colaboradores también compartieron con David Broncano algunas de las anécdotas más surrealistas de sus aventuras en Miami.

El buen tono de la entrevista se torció cuando Broncano les preguntó por su relación actual con Mediaset, después de que la cadena eliminase todo rastro del universo Sálvame de su parrilla. En este sentido, Kiko se mostró dispuesto a hablar sin pelos en la lengua sobre el asunto y apuntó: "Nos echaron de Telecinco". Sin embargo, Belén, se quedó sorprendida con las palabras de su compañero y le corrigió rápidamente: "No digas eso", susurró la de Paracuellos con la mano delante de la boca.

"¿Es mentira?", preguntó Kiko. "Yo respeto mucho a Telecinco, llevo a Mediaset en mi corazón, pero por una razón, porque me ha dado 24 años de comer", continuó Kiko para quitarle hierro al asunto. Mientras, Broncano escuchaba atónito las declaraciones del que fuera uno de los colaboradores estrella de las tardes de la cadena de Fuencarral.

Kiko siguió con su discurso: "Que nos echaron, también es verdad, y hay que decirlo. Que están en todo su derecho como cualquier empresario. Que te puedes equivocar, pero la decisión es legítima y diría que lógica", apuntó.

Las palabras de Matamoros desataron risas continuadas en el público y unas expresiones no verbales de Belén que dieron mucho de que hablar. Y es que, en un primer momento, la 'princesa del pueblo' no quiso pronunciarse ante el asunto: "Yo estoy callada, yo no hablo [...]. Yo soy como Kiko. Estoy muy agradecida", señaló después de que hace unos días ofreciese unas incendiarias declaraciones contra Telecinco.

Sobre su salida de Mediaset

"¿Os enviaron un mail?, preguntó Broncano a los dos antiguos tertulianos de Sálvame. Belén, rápidamente, le contestó: "¿Perdón? ¿A mí? No". Matamoros, por su parte, profundizó sobre ello: "Salió publicado estando en el plató... y vinos que estábamos en la puta calle". A pesar de que Belén quiso mantener silencio, no pudo evitar hablar sobre el momento en el que conoció su despido: "Dos meses nos estuvieron jodiendo".

"Vamos a dejar este tema", terminó por decir la de Paracuellos. Momentos después, Kiko cogió el bombo enorme del programa para distraer la atención y poner fin al asunto. Eso sí, las bromas sobre la cadena de Fuencarral continuaron. "Vamos a ir a El Hormiguero, menos a Telecinco vamos a ir a todos lados", espetó Belén. "Mi foto sigue estando en el pasillo, si nos llaman iremos", sentenció para despedir su entrega en el espacio vespertino de Movistar+.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud