Televisión

Monumental enfado de Anne Igartiburu al enterarse de que TVE le busca sustituta para las Campanadas

Anne Igartiburu lleva vinculada a Televisión Española más de veinte años, pero desde hace dos vasca no es la niña bonita e intocable de TVE. La autora de la frase 'hola corazones' está perdiendo fuerza desde que se cansó de ser fiel a RTVE y empezó a hacer bolos bien pagados con otras cadenas, entre ellas, Antena 3, donde participó en Tu cara me suena, y Telemadrid, donde ha presentado varios espacios.

Como castigo le apartaron el año pasado de las Campanadas de Nochevieja, la primera vez en 17 años, tal y como contamos en Informalia, y se las dieron a Ana Obregón y Los Morancos, después de que les dijera que no Mario Vaquerizo, al que también tentaron.

Hace días la revista Diez Minutos adelantó que RTVE negociaba con Isabel Pantoja y, aunque no se ha podido concretar si el acuerdo entre la tonadillera sigue o no adelante (ha sido desmentido por TVE), lo que queda claro es que la corporación pública busca alguien que presente el programa, uno de los que más audiencia tiene. Parece que Ana Obregón está fuera de las quinielas porque no para de lanzar dardos contra el Gobierno de Pedro Sánchez y porque su historia para ser madre-abuela con un vientre de alquiler y, supuestamente, con el semen de su hijo muerto hace tres años, la descarta como candidata.  

Anne mantuvo conversaciones con sus superiores y, según nos cuentan, se cerraron algunos acuerdos no firmados pero sí apalabrados, entre los que se encontraban las campanadas. De ahí que después de que el pasado martes el citado semanario publicara que la pública está negociando con la madre de Kiko Rivera para dar las Campanadas, a la presentadora vasca "le entraron los tembleques", según nos dice una testigo presencial.

"Alucinó. Volvió a pensar que se la habían jugado. Ella ha aceptado un montón de cosas para seguir en la cadena, incluso grabar Corazón en Barcelona, donde tiene que viajar todos los fines de semana con las complicaciones familiares que eso conlleva. Y ahora se encuentra con esto", nos dice una persona muy cercana a Anne.

Televisión Española ha negado la información pero la revista dijo que "negocia", y sí se han producido las conversaciones con la tonadillera. Otra cosa es que no hayan llegado a buen puerto.

Isabel Pantoja ya presentó las campanadas en Telecinco hace unos años, precisamente con su hijo Kiko y Jorge Javier Vázquez, y suele ser un valor seguro. Su poca exposición pública y el halo de misterio y de escándalos que siempre la rodean la hacen ser un personaje seguido y con fans súper fieles, algo que busca ahora la pública, que empieza a despuntar con algunas de sus nuevas apuestas, como Mañaneros, presentado por Jaime Cantizano y que muchos días ha alcanzado los dos dígitos. Por otra parte, Ana Obregón y Cantizano, una de las nuevas estrellas de La 1, son como el agua y el aceite: no se nos olvide lo de la ex de Lequio y los Miami. Así que Isabel no es una mala opción.

Pero hace dos años, TVE apostó por Ana Obregón. Era la primera vez que la actriz volvía a trabajar tras la muerte de su hijo, Aless, y aquello fue todo un golpe de efecto. En esa ocasión, desplazaron a Ramón García y su capa y condujeron el programa de fin de año la bióloga y la vasca. Ramontxu este año ha triunfado en TVE con el Grand Prix. Y tiene posibilidades. Sin embargo, el año pasado se quedó Ana y Anne cerró un acuerdo con el Ayuntamiento de Fuenlabrada para presentar un evento musical previo a las Campanadas.

El enfado de Anne es también porque, sea cierto o no lo de Isabel Pantoja, ella todavía no sabe nada. "Nadie ha hablado con ella ni le ha dicho que va a ser ella, y tiene la mosca detrás de la oreja de que lo de Isabel podría ser verdad". Si fuera así, la decepción sería mayúscula para Igartuburu.

Anne siempre se ha llevado muy bien con los directivos de Antena 3 y, aunque Cristina Pedroche es la reina de Atresmedia el día 31, la vasca podría ser una opción si las cosas se complican para ella en el ente público. No olvidemos que Pedroche marca mínimos de audiencia en Password y su historia de presentar semidesnuda cada vez recibe más críticas, aunque sea la que más audiencia consigue. Nos dicen, eso sí, que no hay nada hablado ni nadie le ha puesto nada interesante sobre la mesa a Igartiburu.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud