Televisión

'TardeAR': Ana Rosa en zapatillas (pero sin bombazo) para sacar a Telecinco de su gran crisis con una fórmula que borra todo rastro de 'Sálvame'

Ana Rosa ha aparecido en el inicio de TardeAR vestida de blanco, el color que siempre elige para arrancar sus programas, y en zapatillas, el calzado con el que se propone levantar la audiencia de todo un canal que está hundido. De ella depende que la cadena empiece a remontar tras los malos resultados de Cuentos chinos y los discretos datos de GH VIP. Todas las opciones de mejora recaen ahora en la tarde y en el programa que ocupa el hueco de Sálvame, aunque la audiencia del primer día ha sido discreta y poco alentadora

Lo de las zapatillas puede parecer solo una anécdota, pero en televisión cualquier detalle es un símbolo, sobre todo cuando tienes una imagen de presentadora matinal, ligada a la información, y debes forjar un perfil de tarde, más distendido y cercano. La luz, más cálida, también es distinta a la que iluminaba a Ana Rosa a las 08.55. El decorado es un acierto -buenos sets- y no se intuye que el plató es el mismo que el de Sálvame. "El lugar del crimen", dijo Jorge Javier hace unos días. 

TardeAR no es El programa de AR, pero guarda similitudes en estructura. Desde luego, se parece más que a Sabor a ti, el programa que Quintana presentó hace 20 años en Antena 3. Tiene más de actualidad que de entretenimiento, es más infoshow que magacín y no tiene nada que ver con Fiesta y mucho menos con Así es la vida, el espacio que se ha quedado de telonero. De Sálvame, ni rastro. Ni en tono ni en forma ni en contenido. La boda de Kiko Hernández, por ejemplo, no tuvo hueco. Es todo más relajado, más soft, más Unicorn.

Después del comienzo de Ana Rosa, con un bonito homenaje María Teresa Campos, la primera hora de TardeAR -la que no compite con Sonsoles- ha sido un extraño cóctel de colaboradores (Alaska, Sardá, Mario Vaquerizo, Madame de Rosa, Vicky Martín Berrocal) en el que se han abordado temas como la última hora de la selección femenina de fútbol o las fuertes tormentas de los últimos días en una peligrosa mezcla que conjugaba el humor, la charla de mesa camilla y la opinión más o menos seria. Lo peor ha sido el humor de 'El Ovejas'. Muchísimo más fresca y divertida la microsección que más tarde ha protagonizado el sobrino de Ana Rosa, criticando el estreno del formato. 

El segundo tramo, como ocurre por la mañana, ha sido para los sucesos, en este caso con Manu Marlasca y su 'Expediente Marlasca', la misma sección que tenía en Más vale tarde, con tiempo para el caso Daniel Sancho y un pintoresco individuo que ha sido detenido por eyacular en la puerta de los coches.

El primer corte publicitario de TradeAR ha sido a las 18.20 (el otro a las 19.35), antes de SalseAR, que es la sección de corazón, ya en choque directo contra Sonsoles Ónega. Paloma Barrientos, Marisa Martín Blázquez, Silvia Taulés, Leticia Requejo e Iván García (de 'Las queridas', de Georgina Rodríguez) han participado en este tramo, mucho más sólido y ordenado, que ha liderado Miguel Ángel Nicolás y que hace recordar el Fresh de Ya es mediodía (música incluida, porque TardeAR también tiene dj).

La primera entrevista ha sido para Ivana Andrés, capitana de la selección española de fútbol, quizá una invitada algo tardía y no tan potente como se pudiera esperar -un bombazo hubiera sido conseguir, por ejemplo, a Jenni Hermoso, Rodolfo Sancho o Arancha Sánchez Vicario- sobre todo si recordamos que Ana Rosa dejó en shock a todos hace 19 años cuando sentó a Ramona Maneiro en su primer día en las mañanas de Telecinco. Pero todo es empezAR.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud