Televisión

Jorge Javier y La Fábrica preparan una versión 'Deluxe' de Cuentos chinos para la noche de los viernes

Alessandro Salem se traga cada día que pasa más sapos. Casi todo lo que afirmó el máximo ejecutivo sobre sus planes para reorientar Mediaset hacia una televisión blanca, que pueda ver toda la familia, ha resultado ser mentira y basta examinar la parrilla: hace lo mismo pero con peores resultados. Promovió un código ético que, por ejemplo, vetaba hablar de política por las tardes y Ana Rosa Quintana lo hará en su magacín vespertino. 

Decidió eliminar la "telebasura" de Telecinco y se cargó Sálvame de mala manera, por la espalda, sin avisar a sus productores, y de la noche a la mañana , en todos sus formatos, incluidos los Deluxe, y sacó de la pantalla al máximo exponente e icono de ese universo, Jorge Javier Vázquez (que acabó la temporada de baja) pero cambió el magacín de La Fábrica de la Tele por otro producido por Cuarzo y presentado por Sandra Barneda, que es, como mínimo, tan "telebasura" como Sálvame pero menos engrasado, menos creativo, menos divertido y sobre todo la mitad de eficaz. 

Pero es que tampoco desaparecerá de la pantalla de Telecinco Jorge Javier Vázquez porque, como es sabido, el badalonés presentará de lunes a jueves Cuentos Chinos para competir con Pablo Motos en el prime time. Sabemos que cuenta JorgeJa con German González (ex redactor de Sálvame), Susi Caramelo (humorista), Josep Ferré (actor e imitador), Celia Villalobos y Anabel Alonso Carla Pulpón (actriz) y José Perea

Por cierto, que fuentes del sector aseguran que el formato, muy complicado de sacar adelante, va justo de tiempo para estar en el aire en la fecha prevista, y que van pillados hasta el punto de retrasarse su presentación y su puesta en antena.

Para Ana Rosa, marcar datos por debajo del 14% es un fracaso, pero es muy probable que gane a Sonsoles

Telecinco espera como agua de mayo la llegada de Ana Rosa Quintana. La valiente periodista, animal de la comunicación, ha asumido el reto y es de esperar que contribuya a sacar a su cadena del tercer lugar, por debajo de Antena 3 y de La 1. Pero, para la presentadora estrella de los Berlusconi en España, no igualar o superar el dato de Sálvame supone un fracaso personal. Su batalla no es ganar a su antigua alumna Sonsoles Ónega, cosa que va a lograr, sino hacer un 14 o 15% de cuota de pantalla. Para eso, Unicorn Content lleva todo el verano armándose hasta las trencas, fichando a los profesionales que ha podido, con nombres como Manuel Marlasca, un primer espada de los sucesos, y apostando por colaboradores de corazón que compensen los que ha perdido porque se los ha llevado la competencia haciendo contratos generosos, en exclusiva y de larga duración. También ha apuntado alto en la búsqueda de contenidos. No sería de extrañar que viéramos en TardeAR jugosas entrevistas, como a Malú hablando de Albert Rivera o a estrellas de calado internacional, y por qué no, a políticos y personalidades, incluso de casas reales. 

Pero Ana Rosa llega a una cadena en el abismo de audiencia. Algunos días de los últimos dos meses han sido bochornosos e incluso humillantes en prime time, franja en la que Telecinco ha llegado a ser superada hasta por Cuatro, su hermana pequeña. La ristra de estrenos desastrosos durante el verano es larga pero en el otoño hay mucho más pastel publicitario a repartir.

Un altísimo directivo de Mediaset nos dijo no hace más de mes y medio que en verano "las televisiones no se juegan el dinero", restando importancia a los datos, pero recuperar el liderazgo es hoy una labor titánica si tenemos en cuenta que la media de la cadena no llega al 9 por ciento. Pero ese mismo directivo presumía de haberse cargado a Jorge Javier y eso no es del todo cierto. Y no solo porque vayamos a verle a diario en horario preferente, sino porque la cadena estudia ya un proyecto de La Fábrica de la Tele con Jorge Javier como presentador, para la noche de los viernes. 

El proyecto que nos filtran podría definirse como un Cuentos Chinos Deluxe (Sálvame tenía versión el fin de semana por la noche), para entendernos, una extensión de la tira diaria (de 50 minutos) con la que Telecinco pretende bajarle los humos a Pablo Motos, que se estrena con Isabel Pantoja, nada menos, para marcar territorio. Lo suyo le habrá costado al valenciano pero hay que aplaudirle porque el objetivo de Pablo, lógicamente, es salir como una moto. 

Nos aseguran que La Fábrica de la Tele está teniendo serios problemas para conseguir a los personajes que pretenden tener para ser entrevistados por Jorge Javier. Ellos llaman pero más de un famoso se muestra temeroso y duda si acudir porque el pasado precede a estos angelitos y, aunque juran y perjuran que Cuentos Chinos no va a tener nada ver con el circo que montaba JorgeJa por las tardes, el badalonés tiene la fama que tiene.

Otra cosa es que la noche de los viernes con el Cuentos Chinos largo corra el dinero, suban los cachés, y armen un Cuentos Chinos semanal, de noche, de gala, con nivelón, presupuestos y visitas de esas que marcan buenas audiencias. Poca gente en España sabe construir magacines como Óscar Cornejo y Adrián Madrid. Los fracasos de intentos de Kometa, Mandarina, Cuarzo o la mismísima Unicorn Content en el caso de La vida sin filtros (que no es un magacín) dan buena cuenta de ello.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud