Televisión

El culebrón de la política: 15 series para descubrir todos sus secretos

Pocos culebrones atraen tanta atención como los que surgen al calor de la política, un escenario de intrigas, alianzas y traiciones que resulta ser el mejor caldo de cultivo para desarrollar la tramas más adictivas, cuando el objetivo es atrapar la atención de los espectadores. Con las elecciones generales del 23-J a la vuelta de la esquina, es buen momento para recordar cómo se mueven los hilos en las alcantarillas del poder y de qué forma lo ha contado la televisión mediante sus series.

La diplomática (Netflix)

Keri Russell, conocida por The Americans o Felicity, interpreta a la nueva embajadora de EEUU en Londres, un destino que le coge por sorpresa, puesto que ella se estaba preparando para liderar una misión en Afganistán. En realidad, se mueve mejor en zonas en crisis que en una mansión, un lugar que sí es el hábitat de su marido, el también diplomático Hal Wyler (Rufus Sewell).

Vota Juan (HBO Max)

Javier Cámara es el protagonista de esta brillante comedia -capítulos de 30 minutos- en la que interpreta a un anodino ministro de Agricultura que quiere llegar a presidente del Gobierno. La serie ha continuado con Vamos Juan y Venga Juan.

This England (Movistar)

Esta miniserie de seis episodios cuenta los tormentosos primeros meses de Boris Johnson, interpretado por Kenneth Branagh, como premier británico. En esa época se consumó el Brexit y estalló la pandemia del coronavirus que puso contra las cuerdas su gestión. Más tarde llegaría el partygate.

Los fontaneros de la Casa Blanca (HBO Max)

E. Howard Hunt (Woody Harrelson) y G. Gordon Liddy (Justin Theroux) acabaron derrocando accidentalmente la presidencia de Nixon que estaban tratando de proteger. Contratados por la Casa Blanca para investigar la filtración de los Documentos del Pentágono, tramaron varias operaciones encubiertas, incluida la instalación de micrófonos ocultos en las oficinas del Comité Nacional Demócrata que estaba situado en el complejo Watergate.

El caso Lewinsky (Disney+)

El mandato de Bill Clinton se tambaleó cuando salió a la luz su relación con la becaria Monica Le-winsky, un escándalo monumental que desató una absoluta crisis política que puso en riesgo su continuidad en la Casa Blanca. Eso es lo que relata esta serie que se incluye en American Crime Story, la antología de Ryan Murphy.

House of Cards (Netflix)

El cínico Frank Underwood (Kevin Spacey) enseña el lado más oscuro y retorcido de la política. La absoluta falta de escrúpulos resulta ser su mejor arma para ascender en ese mundo de puñaladas traperas.

Crematorio (Movistar Plus+)

Emitida hace más de una década, sigue siendo una de las series españolas más brillantes de todos los tiempos. Una oscura historia de poder, negocios y corrupción política protagonizada por Pepe Sancho, un promotor inmobiliario dispuesto a cualquier cosa que le permita llevar a cabo sus proyectos.

Borgen (Netflix)

Esta joya danesa acaba de ser resucitada con una última temporada, aunque las verdaderamente buenas son las tres primeras. La serie es un máster en negociación política y geometría variable con la carismática Birgitte Nyborg al frente. Ella es la líder de un partido bisagra que llega al poder tejiendo acuerdos con casi todo el parlamento.

The Minister (Filmin)

Un nuevo candidato sacude las elecciones islandesas con sus excéntricas propuestas, cargadas de buena intención. Es un hombre honrado, pero sufre un trastorno bipolar.

The Good Fight (Movistar)

El spin off de The Good Wife es, como la original, una serie de abogados. Sin embargo, la política se cuela por todas partes. En sus seis temporadas, la serie ha sido todo un 'azote' del Gobierno de Trump.

El ala oeste de la Casa Blanca (HBO)

Es la madre de todas las series políticas. Estrenada en 1999, contribuyó, junto con Los Soprano, al estallido de la fiebre seriéfila. Tiene siete temporadas impecables que cuentan el trabajo de fontanería desde la sala de máquinas de Washington.

Years and Years (Movistar)

Mientras la excéntrica política Vivienne Rook gana peso en Reino Unido, una serie de angustiosos cambios políticos y sociales asolan Europa en un futuro muy cercano.

The Crown (Netflix)

El reinado de Isabel II no solo vive de intrigas familiares y palaciegas, sino que va unido a la evolución de la política británica. Desde Winston Churchill, la monarca despachó con hasta 15 primeros ministros.

La Valla (Atresplayer)

La escasez de recursos ha convertido las democracias occidentales en dictaduras, como la que soporta una España imaginaria de 2045. En esta distopía, las clases sociales están divididas por una valla mientras una familia lucha por recuperar a su hija de manos del Gobierno.

Servidor del pueblo (Mitele)

Antes de entrar en política, Volodímir Zelenski triunfó como actor en esta comedia en la que interpreta a un profesor que llega a presidente de Ucrania.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud