Televisión

Novedades en el 'caso Carlota Prado': José María no recurre la sentencia que le condena por abuso sexual en 'Gran Hermano'

El exconcursante de Gran Hermano José María López ha decidido no recurrido la sentencia que le condena a 15 meses de prisión por un delito de abusos sexuales a Carlota Prado durante una fiesta celebrada la madrugada del 4 de noviembre de 2017 en el reality que emitía Telecinco.

López acepta la sentencia del juzgado de lo Penal nº 18 de Madrid y no ha presentado alegaciones en el tiempo que se abrió después del fallo, según El Confidencial. De igual manera, la productora de Gran Hermano, Zeppelin, tampoco ha planteado recurso alguno, tal y como aseguró en el momento de conocerse una condena que ya es firme.

Zeppelin deberá indemnizar a Carlota Prado con 1.000 euros por la forma que empleó para darle a conocer lo que había sucedido con José María mientras ella estaba en estado ebrio. Gran Hermano mostró a la concursante las imágenes de la fiesta estando ella sola en el confesionario, sin la ayuda psicológica necesaria. Ese momento, por cierto, nunca se emitió en antena. La productora dijo que le enseñó la secuencia de lo ocurrido "con el propósito de evitar incorrecciones u omisiones que pudieran producirse en una comunicación verbal". "Igualmente, se permitió que lo viese sola por considerar que así se respetaría la intimidad que requería el momento. No obstante, en todo momento hubo personas de la organización y psicólogos preparados para entrar a acompañarla tras el visionado. Zeppelin siempre obró de buena fe".

En el caso de José María, además de los 15 meses de prisión -al ser una condena menor a los dos años es poco probable que entre en la cárcel-, el juez ordenó cuatro años de alejamiento e incomunicación respecto de la víctima y a indemnizarla en la cantidad de 6.000 euros como resarcimiento por el daño moral ocasionado.

Por su parte, Carlota Prado, que no estaba personada como acusación particular, ha iniciado una nueva batalla legal, en este caso contra la productora Zeppelin, los trabajadores que esa noche estaban al cargo de lo que sucedía en la casa de Guadalix de la Sierra y también Mediaset. La cadena, mientras tanto, prepara el terreno para el regreso de Gran Hermano, un formato que lleva años fuera de la parrilla a la espera que concluyese el proceso judicial por el 'caso Carlota'. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud