Televisión

Del "rojos y maricones" y las broncas de Vasile, a los 'tambores' de despido: los años más convulsos de Jorge Javier en Mediaset

Algo cambió en Mediaset y Sálvame el día que Jorge Javier dijo que ese programa era "de rojos y maricones". Lo pronunció para cortar una crítica que Antonio Montero estaba haciendo de Pablo Iglesias. Era 2020, plena pandemia, y comenzaban tres años realmente convulsos que han desembocado en el adiós de Jorge Javier a la televisión.

Aquel posicionamiento político provocó el enfado de Paolo Vasile y fue un antes y un después en la relación del presentador y el anterior mandamás del grupo. "Dejó de hablarme durante una larga temporada. Un par de meses. Estábamos en pandemia, él estaba viviendo en Roma y acostumbraba a enviarnos, a los que seguíamos con buenas audiencias, un mensaje. Tenía una relación muy fluida con él y cesó. Lo pasé muy mal", recordó recientemente el filólogo catalán.

A Vasile tampoco le gustaron otros comentarios que en esa época hizo Jorge Javier criticando la construcción del Hospital Zendal o la gestión de Isabel Díaz Ayuso. Incluso le pidieron que rectificase. "Le dije que no y eso hizo que entrara en una espiral de silencio conmigo. Vasile no me hablaba y me echaba broncas a través de terceras personas", rememoró Vázquez. A Vasile tampoco le gustó que se posicionase del lado del Ángel Gabilondo, el que fuera líder del PSOE en Madrid, durante las elecciones del 2 de mayo de 2021 en las que Ayuso arrasó. "Se cabreó porque fuera al mitin de Gabilondo, llamó a otros para manifestar su cólera".

La situación fue tan mala en aquella época que Jorge Javier subió al despacho de Vasile para pedir el despido. "Le dije que 'era lo más cercano a un padre que tenía'. Se quedó lívido, sin saber reaccionar. Le dije que me quería ir, que no quería estar en esa empresa, que no tenía cariño a esa empresa, que él se lo había cargado", contó en Lecturas. En ese relato que el presentador hizo sobre el que fuera su jefe durante 20 años comentó que todos los presentadores "dependíamos muchísimo de él" y explicó cómo era su sistema de "repartir premios y castigos de manera visceral".

En 2021 se sumó la muerte de Mila Ximénez, un palo que afectó muchísimo a Jorge Javier, y la gran polémica que generó la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco. Tuvo tanta audiencia como la controversia que generó aquel programa y todos los que vinieron después, hasta 2022. 

A finales de ese año, se anunció la salida de Paolo Vasile, un cambio que generó mucha incertidumbre en el star system de Mediaset. A comienzos de 2023, la nueva cúpula de la cadena tomó posesión. Jorge Javier explicó que la primera reunión que mantuvo con Alessandro Salem, el nuevo CEO de la compañía, fue positiva. "En ese encuentro sucedió algo inesperado que me dejó bloqueado, sin palabras. Jamás en 20 años me había pasado algo así. Me preguntó: ¿Qué opinas' Me quedé blanco. Vasile jamás me pidió opinión de nada, me quedé impactado".

Jorge Javier deja la televisión de forma indefinida

Meses después, Mediaset anunció el final de Sálvame y el Deluxe y la elección de Ana Rosa Quintana para presentar las tardes, todo un revés para Jorge Javier y La Fábrica de la Tele, que durante meses mantuvieron una batalla contra la presentadora madrileña y su productora, Unicorn Content. El grupo audiovisual decidió acabar con el buque insignia de Telecinco después de 14 años, pero Salem aseguró que contaba con Jorge Javier -"es un talento"- y con la productora de Sálvame para proyectos futuros.

Todo se vino abajo unos días después, cuando se supo que Borja Prado, presidente de Mediaset, estaba preparando la rescisión del contrato de Jorge Javier, algo que Mediaset negó. Desde ese día, Jorge Javier Vázquez está de baja, dos semanas de ausencia y de un silencio que se rompió este sábado, cuando anunció su adiós indefinido de la televisión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud