Televisión

'No se lo digas a nadie', el primer 'true crime' de Atresplayer: el brutal asesinato de Pioz que fue retransmitido en directo por WhatsApp

Después de producir series (Veneno, La Ruta), documentales (Los Borbones: una familia real) o programas de entretenimiento (Drag Race), había un género que Atresplayer no había tocado: el 'true crime'. Lo hace por primera vez, y de forma más que solvente, con el terrible crimen de Pioz, un suceso que conmocionó a España en en 2016, cuando la policía descubrió a una familia brasileña asesinada en el chalet de una urbanización de esta localidad de Guadalajara.

El asesino había descuartizado a los dos padres y a los dos niños de muy corta edad. Cuando los investigadores entraron en la vivienda, descubrieron que sus cuerpos estaban 'ocultos' en varias bolsas de basura que permanecía, desde hace un mes, almacenados en el salón de la casa. El crimen saltó inmediatamente a los medios de comunicación y se convirtió en uno de esos casos que alimentan horas y horas de programas de televisión, sobre todo matinales.

Lea también: Sorpasso en la noche electoral de las televisiones: Vicente Vallés gana por primera vez y derrota desde Antena 3 a Ferreras y Franganillo

El 'true crime' es un género que está de moda desde hace unos años y trata de desgranar los casos más macabros a través de un relato cargado de tensión que resulta adictivo. Pero solo son buenos si cumplen unas normas: tienen que ser sucesos que tengan un ingrediente o un giro que resulte especial, deben contar con el testimonio de los principales protagonistas del caso y, además, es conveniente que aporten algo nuevo.

No se lo digas a nadie -acaba de estrenarse el primero de sus cinco episodios, uno cada domingo- cumple estos parámetros y repasa paso a paso este perturbador suceso, desde que se hallaron los cuerpos en Pioz hasta que comenzaron a enfilar al principal sospechoso, Patrick Nogueira, sobrino y primo de las víctimas. Un joven que se había mudado a España con el sueño de ser futbolista y que, incluso, había llegado a convivir con la familia que una tarde de agosto decidió asesinar y trocear después de presentarse en su casa con un par de pizzas en la mano.

Hablan todos los investigadores que desde ese día se pusieron a los mandos -juez instructor, forense, guardias civiles- y también la compañera de piso de Patrick, con quien había convivido antes de huir a Brasil. Es en este punto donde el trabajo de Atresplayer cobra un valor mucho más ambicioso y relevante con su viaje al país de origen del asesino. No se lo digas a nadie entrevista a casi toda la familia de las víctimas y también al grupo de amigos de Patrick, que ofrecen los testimonios más jugosos. Primero porque el documental descubre que el joven había protagonizado un altercado violento en el pasado, cuando apuñaló a un profesor en clase, un capítulo que ya dio un aviso del perfil psicológico de este individuo y que se saldó con un castigo leve de trabajos para la comunidad. Este hecho, por cierto, había pasado desapercibido en los medios de comunicación en España.

Patrick relató, paso a paso, el asesinato a su amigo Marvin por WhatsApp

Pero el verdadero giro se produce cuando el documental aborda el aspecto más impactante de la matanza de Pioz, por si asesinar y descuartizar a una familia entera no fuera suficiente. Patrick retransmitió todo lo que hizo aquella noche a través de mensajes de WhataApp que fue enviando a su amigo Marvin, una conversación de siete horas que también incluía fotos del crimen. Lejos de denunciarlo, Marvin mantuvo la charla y siguió con interés todo lo que Patrick iba haciendo a miles de kilómetros, en Pioz. Y ahí está otra de las claves que refuerzan el trabajo de Atresplayer, a la altura de las historias más virales y adictivas que hemos visto, hasta ahora, en plataformas como Netflix (A los gatos ni tocarlos o El caso Watts son dos buenos ejemplos).

Lea también: Pedro Sánchez trunca los planes de Ana Rosa Quintana con las elecciones generales del 23 de julio y obliga a recolocar todas las piezas

Marvin, que se destapa como el verdadero protagonista de este 'true crime', habla para Atresmedia en un testimonio que resulta escalofriante, aunque más estremecedora es la reproducción de los mensajes que los dos amigos se intercambiaron aquella noche de horror y que terminaba con una inquietante frase: "No se lo digas a nadie". 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud