Televisión

Carlota Prado denuncia ahora a Mediaset, la productora de 'GH' y los trabajadores del reality que estaban en Guadalix la noche del abuso sexual

Nuevo capítulo en la batalla legal de Carlota Prado por el abuso sexual que sufrió en la casa de Gran Hermano en 2017. Después de que la justicia condenase a 15 meses de prisión a José María López, que era su pareja en aquel concurso, ha dado un nuevo paso.

Carlota Prado ha denunciado a Mediaset, Zeppelin y los trabajadores que estaban en la casa de Guadalix de la Sierra la noche cuando se produjeron los hechos, informa El Confidencial. En una denuncia presentada ante la Guardia Civil en Coín (Málaga) el pasado 8 de mayo, Carlota Prado apela a la omisión de socorro y acusa a Mediaset, la productora de GH y los trabajadores del programa de "no prestarle auxilio cuando sucedieron los hechos".

Lea también: Salem y Oscar Cornejo enfrentan su forma de entender el negocio: "La Misa de la tv pública es telebasura"

Prado también reprocha al programa que se tomasen imágenes de lo sucedido, aunque hay que recordar que no se emitieron. "Realizaron un montaje de distintas cámaras que después le enseñaron a la declarante. Dice que tras esto, la dejaron volver de nuevo a la casa donde se hacía el programa y no le prestaron apoyo psicológico suficiente".

Lea también: Salem dice que Borja Prado no manda en Mediaset y prohíbe a Ana Rosa hablar de política por las tardes

Es conveniente recordar que en el juicio, Zeppelin fue condenada a pagar 1.000 euros a Carlota Prado por haberle informado de lo sucedido en el confesionario (no fue emitido) sin la ayuda psicológica necesaria en ese delicado momento. Zeppelin, que fue quien denunció los hechos ante la Guardia Civil por la negativa de Prado a hacerlo en aquel momento -sí lo hizo después-, expulsó a José María y sacó después a Carlota de la casa durante unos días. Más tarde, regresó por decisión propia hasta que fue expulsada por la audiencia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud