Televisión

Un 'Oso vicioso' para una comedia que crea adicción: cuando una fiera cocainómana desata el pánico

El título original de Oso vicioso es Cocaine Bear. Pocas dudas ofrece el argumento de una película que parte de la premisa de un depredador de 230 kilos que se pone hasta arriba con la droga que se encuentra en medio del bosque que habita. 

Lea también: Yon González vuelve a Antena 3, la cadena que le hizo crecer: protagonizará la serie 'Beguinas' con Amaia Aberasturi

La historia, por muy surrealista que parezca, está basada en hechos reales, cuando en 1985 un traficante que huía de la policía tiró desde su avioneta varios fardos de cocaína. Un oso negro que andaba por esa zona lo ingirió y sufrió una sobredosis. El animal murió, pero se hizo famoso: tiene nombre -Pablo EscoBear- y su cuerpo está disecado y expuesto en Kentucky.

La actriz y directora Elizabeth Banks (Los ángeles de Charlie, Los juegos del hambre) decidió que esta historia disparatada podía ser el origen de una película fresca y efectiva para el público que busca pura diversión en las salas de cine -atención, fans de Sharknado- si lograba encontrar el tono adecuado entre comedia y terror gore. Lo consigue fantaseando con un giro verdaderamente entretenido y que es el detonante de toda la acción: qué hubiese ocurrido si el animal, en vez de morir por ese atracón, se hubiera convertido en un adicto a la coca y emprendiese una masacre entre unas cuantas personas que intentan sobrevivir a una bestia en busca de más polvo blanco.

Lea también: Muere a los 48 años la actriz Laura Gómez-Lacueva, uno de los últimos fichajes de 'La que se avecina'

La película póstuma de Ray Liotta

Convertido en un oso enfurecido y con una brutalidad temible -puede convertirse en el próximo disfraz de Halloween-, esta fiera pone en jaque a un grupo de policías, delincuentes, turistas, adolescentes y niños que intentan esquivar las garras de un oso drogado en una historia que cada vez se hace más adictiva, pero siempre verosímil dentro de los códigos que pone sobre la mesa.

Al frente del elenco está Keri Russell (Felicity, The Americans) y también Ray Liotta (Uno de los nuestros, disponible en HBO Max). Para el actor, Oso vicioso fue su último trabajo en el cine antes de morir, hace un año. En televisión también se le ha podido ver de forma póstuma en la serie Encerrado con el diablo, disponible en Apple TV+.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud