Televisión

'Succession' llega a su final en HBO Max: la última y despiadada batalla de una familia con sed de poder

Hay hambre de poder y huele a traición a dos días del estreno de la última temporada de Succession. La serie es un auténtico manual para sobrevivir en el mundo de los negocios y habría que digerir cada capítulo como una lección repleta de consejos prácticos para medrar: hay que adelantarse al enemigo, es conveniente tener localizados a los posibles aliados futuros y siempre es bueno mantener un ojo mirando atrás para anticiparse a las puñaladas inesperadas. 

Lea también: 'Friends', Buenafuente, Harry Potter y el Universo DC: todo el catálogo de Warner TV, el canal que reemplaza a TNT

Lo demostró Logan Roy (Brian Cox), el patriarca de la familia, cuando desplegó toda su agilidad de 'viejo tiburón' para dejar fuera de juego a sus propios hijos en el final de la tercera tanda. Igual de malos, pero mucho menos hábiles que él, estaban dispuestos a 'matar al padre' para evitar que vendiese el conglomerado de medios Waystar Royco al visionario tecnológico Lukas Matsson (Alexander Skarsgård).

Tuvo un aliado inesperado, Tom, su propio yerno, que se cansó de ejercer de pelele familiar y fue más listo que su mujer Shiv (Sarah Snook) y los otros herederos: Kendall (Jeremy Strong), Roman (Kieran Culkin) y Connor (Alan Ruck). Despreciado por todos, el insignificante Tom avisó al suegro de la jugada en ciernes y, de paso, se aseguró el futuro.

La temporada final de Succession que HBO Max estrena este lunes arranca cuando la guerra fría entre los dos bandos está más tensionada que nunca, con un padre que nunca ha confiado en sus hijos y unos hermanos -entre los cuatro difícilmente hacen uno- que no están dispuestos a quedarse sin herencia, sin poder y sin influencia. Aquí cada uno lucha por lo suyo.

'La noche de los cuchillos'

El enfrentamiento familiar y empresarial se volverá cada vez más crudo y despiadado en esta brillante partida de póker -el Globo de Oro y el Emmy respaldan a Succession- por alcanzar un poder que obliga a moverse con rapidez, posicionarse en el lugar adecuado y no tener escrúpulos a la hora de aplicar la traición o la venganza, independientemente de si la víctima es un padre o unos hermanos.

Lea también: Golpe de efecto de Netflix: ficha a Itziar Ituño y Najwa Nimri para 'Berlín', el spin-off de 'La casa de papel'

"Se acerca la noche de los cuchillos largos, necesito un dragón", pide el manipulador Logan a Roman, el más pintoresco de todos sus hijos. Ahora sí, comienza la batalla final por la sucesión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud