Televisión

Christian Gálvez y su concurso pinchan en prime time y dejan a Telecinco como tercera opción

El último movimiento desesperado de Mediaset para intentar tener un respiro en su grave crisis de audiencia no ha dado buenos resultados. 25 Palabras, el concurso que presenta Christian Gálvez y que cubrió el hueco del Deluxe este sábado, se ha tenido que conformar con el unidígito (8%) y 984.000 espectadores.

Lea también: 'Pesadilla en El Paraíso' también cae por debajo del 10%: TVE deja herido al reality de Telecinco con su nuevo concurso

El cambio en la parrilla de la cadena de Fuencarral fue incluso peor. El Deluxe consiguió al menos un 12,8% la semana pasada en la misma franja, es decir, Gálvez les restó 4,8 puntos este 21 de enero.

La oferta más vista por la audiencia fue la película Una vida por delante, protagonizada por Robert Redford, Jennifer López y Morgan Freeman, en La 1. El canal de la cadena pública consiguió un 11.8% de cuota y 1.485.000 espectadores. Antena 3 se llevó el segundo puesto con Juego de ladrones: el atraco perfecto, que marcó un 10,5% y 1.199.000 espectadores. Telecinco se quedó derrotada en la tercera opción y sin el millón de espectadores.

La cadena que comandaba Paolo Vasile tampoco generó interés el viernes con el polígrafo de Kiko Hernández y su polémica guerra contra Gustavo, el chófer y mano derecha de María Teresa Campos. El desafío de Antena 3, con un 18,2% de cuota de pantalla, aplastó a Viernes Deluxe, que no llegó al 12%. El Deluxe lo intentó en viernes tras el fin del Mediafest, que no llegó ni al 10% de media en sus diez entregas. Está siendo un comienzo de año nefasto para Telecinco con serias dificultades para rebasar el 10%, frente a un sólido 14% de Antena 3 y con La 1 pisándoles los talones a solo un punto.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.