Televisión

La reacción de Anne Igartiburu cuando TVE le comunicó que prescindía de ella para las Campanadas: "Pues no las doy"

Fue una sorpresa que TVE prescindiese de Anne Igartiburu como presentadora de las últimas Campanadas después de 17 años despidiendo el año desde la Puerta del Sol para la cadena pública. Ana Obregón y Los Morancos tomaron el relevo este año, mientras que la mítica presentadora vasca se quedó fuera de la ecuación.

Lea también: Las confesiones más dolorosas de Jesús Vázquez en el documental del 'Caso Arny' y los grandes ausentes que han rechazado participar

Igartiburu no se había pronunciado hasta ahora sobre esta llamativa decisión, pero este jueves explicó en El Hormiguero qué pensó el día que recibió una llamada de sus jefes para comunicárselo. "La vida es así, también lo entiendo. Pensé: 'Ha llegado esto y lo acepto, qué bien, un año en casa", reflexionó entonces, creyendo que iba a poder estar con su familia por primera vez en años. "Y al final me metí en otro embolado", apuntó, porque al final acabó dando las Campanadas con Ibai Llanos. 

"A veces las cosas suceden por algo. Lo acepto, pues no doy las Campanadas. También lo entiendo. No vas a estar todo el día ahí", comentó la presentadora de Corazón, uno de los rostros más emblemáticos de TVE. "Es obvio que cambien de presentadores, traigan a otra gente...", reflexionó Igartiburu, que tiene otros proyectos fuera de la cadena pública. Próximamente participará en la nueva edición de Tu cara me suena y volverá a Telemadrid con una nueva temporada de su programa de entrevistas. 

Sobre su experiencia con Ibai Llanos y Ramón García desde la Puerta del Sol, Igartiburu se muestra sorprendida. "Flipé. Me parece un aprendizaje y una oportunidad que te regala la vida", dijo a Pablo Motos. "Ramón y yo nos entendemos con una mirada. E Ibai fue muy amoroso y cariñoso con nosotros. Estaba muy agradecido. Y a mí me pareció un lujo estar ahí".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.