Televisión

La emisión de 'Titanic', una ironía que escenifica el hundimiento de Telecinco: 9,2% y menos de un millón de espectadores

Que Telecinco decidiese emitir Titanic en pleno hundimiento de la cadena es una ironía de la programación que sirve para ilustrar el durísimo momento que vive el que fuera el buque insignia de Mediaset, el transatlántico que durante años dominó la televisión en España, pero que ahora naufraga sin tocar fondo.

El pase de Titanic este lunes por la noche apenas reunió un 9,2% de share, a pesar de que la película es tan extensa que se alargó hasta bien entrada la madrugada, lo que le permitió ganar el late night, una franja que sirve para que las apuestas nocturnas mejoren la media de share. En número de espectadores, Titanic no llegó al millón, como suele ser habitual en las últimas apuestas de Telecinco. Solo 890.000 espectadores siguieron la película.

Antena 3 volvió a liderar la noche gracias a la serie Hermanos. La serie turca logró un 14,6% de cuota y 1.479.000 espectadores. Titanic sí superó a La 1, que fue tercera con Viaje al centro de la tele (8,7% y 7,4%). Por detrás quedaron La Sexta (7% para El Taquillazo) y Cuatro (4,5% para Sapo).

Telecinco cerró el lunes con un 10,9%, casi cinco puntos menos que Antena 3 (15,5%). La cadena de Atresmedia ha comenzado el año tan fuerte como acabó el anterior y acumula una media del 14% justo en el ecuador de enero. Telecinco (10,1%) sigue luchando por no perder el doble dígito que durante unos días fue incapaz de rebasar.

Ante esta delicada situación, Telecinco ha comenzado a tomar medidas. Ha cancelado el Mediafest tras su último batacazo y traslada el Deluxe a la noche de los viernes desde esta misma semana. El sábado quedará en manos del concurso 25 palabras, un movimiento mucho menos comprensible, porque se trata de un programa que no funciona en tira diaria. Por otra parte, este martes emite la película Piratas del Caribe: la venganza de Salazar y el miércoles emitirá un previo de la nueva temporada de La isla de las tentaciones antes del segundo capítulo de Escándalo, cuyo estreno tampoco fue esperanzador.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud