Televisión

La creadora de 'Sky Rojo' (Netflix) nos da las claves de su final: "Los cómics son justicieros, pero a veces hay gente que pierde por el camino"

Parece difícil imaginar una tercera temporada de Sky Rojo que supere en velocidad y acción a las dos anteriores. "Lo hemos conseguido", explica Esther Martínez Lobato, creadora de la serie (Vancouver Media) y también de La casa de papel, Vis a Vis o El Embarcadero. "Es una temporada muy interesante porque ofrece nuevas caras de los personajes que estaban por descubrir", dice sobre los últimos capítulos que Netflix estrena este viernes, 13 de enero.

Lea también: Ni rastro de la segunda temporada del reality de Tamara Falcó: Netflix solo anuncia lo nuevo de Georgina para 2023

"Nos han enterrado vivas, me han sacado un ojo... parecía imposible, pero se puede llegar más lejos", anuncia Verónica Sánchez, Coral en la serie. Junto a Wendy (Lali Espósito) y Gina (Yany Prado), huyó con cuatro millones de euros de su proxeneta. Creían que podían empezar una nueva y tranquila vida, pero las ansias de venganza de Romeo (Asier Etxeandia) y Moisés (Miguel Ángel Silvestre) no se agotan nunca. Los sicarios las encontrarán y ellas entenderán que la única forma de librarse del pasado que siempre acecha es eliminándolo de raíz.  

El final de Sky Rojo mantiene el vértigo supersónico marca de la casa. "Alguna vez nos hemos pasado de rápido y hay gente que nos ha dicho que ha tenido que ver un capítulo dos veces", admite Martínez Lobato, sobre una de las cualidades más interesantes de la serie: su ritmo. La otra, que los capítulos son cortos, poco más de media hora. "Sky Rojo te mantiene muy arriba porque el montaje es rápido pero también porque la intensidad emocional de los personajes es muy alta", afirma. Lo corrobora Verónica Sánchez. "Es la serie más agotadora que he hecho porque no hay transición. Los personajes siempre están arriba. No te permite relajarte a nivel actoral ni tirar de oficio".

Lea también: 'Machos alfa', los jefes de 'La que se avecina' se van a Netflix: "Es más efectiva una serie que una campaña del Ministerio de Igualdad"

Pero, ¿cómo acaba Sky Rojo? Hay dos bandos, los buenos y los malos y parece claro que solo puede salir airoso uno. O no. "Esto es un cómic, una fábula. Y los comics y las fábulas suelen ser justicieros, dar a los malos su merecido y a los buenos también. Lo que pasa es que a veces hay gente que pierde por el camino", desliza su creadora.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud