Televisión

Lorena Castell, la primera 'vedette' de los fogones: "En la televisión hay cosas que son mentira, pero en Masterchef yo he vivido mucha verdad"

Lorena Castell lleva veinte años en la televisión. Ha sido colaboradora, presentadora, actriz, concursante... No ha parado. Y ha estado arriba y abajo de la ola. "Algunos programas han sido muy punteros y otros que he hecho, no los ha visto ni Perry". Pero nunca antes había vivido una proyección tan arrolladora como la que tiene desde hace unos años gracias a Zapeando y, sobre todo, ahora con Masterchef Celebrity.

Castell ha ganado la séptima edición contra el pronóstico de aquellos que no se atrevían a meterla en el saco de las favoritas. Algunos pensaban que solo era una chica descarada y dicharachera, pero esa personalidad arrolladora escondía un serio compromiso con el programa y la competición.

"Ser extrovertida y tomarte las cosas de manera distendida no quiere decir que no seas comprometida o exigente. He demostrado que se pueden ser las dos cosas", nos cuenta la artista. Artista, sí, porque Castell también vedette -"de chef a vedette"- con su espectáculo 'Bingo para señoras' que protagoniza cada semana en Madrid. "No descarto que un día venga Norma Duval. Bajar la escalera con ella sería un lujo".

Y hay otra faceta que en un futuro podría retomar Castell. Fue cantante e intentó representar a España en Eurovisión en 2008. "¿Te imaginas yo en el Benidorm Fest? No lo descartes".

¿Le ha costado guardar el secreto?

No, porque no era de las favoritas. Y en casa tampoco (risas). No apostaban un duro por mí y eso me ha permitido ir guardando el secreto de todo lo que he aprendido, excepto con los más cercanos, que han ido probado las cosas que iba cocinando e iban alucinando, como yo. He descubierto que tengo buena mano para la cocina. Además, soy muy comilona, he viajado mucho y siempre tengo ganas de educarme gastronómicamente.

¿No ser favorita también le ha venido bien para avanzar en el concurso?

Yo creo que sí, porque hay mucha gente que se ha quedado solo en 'Lorena entretenedora'. Pero entre tanto entretenimiento, he trabajado mucho. Hasta yo me he sorprendido con mis avances.

¿Ser tan extrovertido viene mal para que le tomen en serio?

Yo empecé a trabajar en televisión con 19 años y llevo mucho tiempo sin parar. Estos programas descubren un poco a la persona y desaparece el personaje. Aunque siempre he sido natural en televisión, en Masterchef se ha descubierto otra parte de mí: cómo soy cuando me concentro, cómo soy cuando me emociono o cuando me frustro. También mis enfados, que mucha gente no ha encajado bien que tenga tanto temperamento. Me gusta que la gente me haya conocido tal y como soy.

Lleva años en televisión, pero nunca había tenido tanta visibilidad. ¿Cree que está recogiendo lo que lleva tanto tiempo sembrando?

Siempre he estado trabajando pero es cierto que no siempre he tenido la misma repercusión. He estado en programas muy punteros, otros que no los ha visto ni perry, alguno que ni se ha estrenado... Ahora estoy viviendo un momento muy dulce, con Zapeando y antes con Yu. Masterchef ha sido el detonante final, un programa que llega a mucha gente, con un público más amplio y familiar que no estaba acostumbrado a verme. 

¿A qué se ha agarrado cuando ha pasado por esos momentos difíciles?
Cuando he tenido rachas de menos trabajo, he tenido la suerte de estar rodeada de gente de mucho talento que me ha ayudado a sobrevivir. Me han echado un cable, porque a veces cobras mucho, otras veces poco, te tienen que ayudar a pagar el alquiler, pasas de vivir sola a compartir piso con cinco personas... Yo he pasado por todas las etapas, pero esta es la vida del artista y lo que te forja para que cuando llegas a una estabilidad puedas disfrutarlo con alegría y decir: 'Me lo merezco'. Además, tengo la suerte de no juzgarme porque la gente me conoce. Me quiere o no me quiere, pero me conoce. No tengo que demostrar nada. 

¿Qué pasó con Patricia Conde en la final?
Yo no estaba en ese cocinado y lo he visto desde casa como una espectadora. Ni lo he entendido ni le he preguntado, pero en este programa la exigencia es muy grande y entiendo lo que dice, que estuviese cansada o que quisiese tirar la toalla. Todo es entendible y nadie lo puede contar mejor que ella. Yo solo puedo hablar de mi experiencia. 

Ella dijo que "la televisión es mentira". ¿Todo es mentira o hay más verdad de la que pensamos?

En la tele hay muchas cosas que son mentira y muchas que son verdad. En Masterchef he vivido mucha verdad, lo importante es que cada uno cuente cómo lo ha vivido. Luego, depende del momento vital en el que estés, yo estoy en uno muy dulce, también tiene que ver que mi carácter es de una persona muy jugona, no me importa que alguien tenga un tono más subido, no me importa que me vean discutiendo... creo que iba preparada para lo que podía suceder. Desde mi experiencia, todo ha sido increíble.

¿Su bar, El Ideal, está cerrado? ¿Va a abrir un restaurante como dijo si ganaba?

Acabo de cerrar un bar y  no me voy a dedicar a la restauración. Quiero ir a los restaurantes para que me pongan de comer (risas). Pero sigo con 'Bingo para señoras' en el Florida Park (Madrid). Y no descarto que algún día se venga Norma Duval. Bajar la escalera con ella sería un lujo.

¿Han limado asperezas?

Me llevaba bien con ella antes de entrar y lo que pasó en el cocinado se queda ahí. Aunque es cierto que fueron muchos cocinados. Eso sí, si nos ponen hoy a cocinar juntas, nos matamos igual, no pasa nada. Nosotras somos felices fuera de las cámaras.

A raíz de su participación en 'Masterchef' muchos han recordado que intentó ir a Eurovisión en 2008 con la canción 'Piensa gay'. ¿Retomará su carrera eurovisiva?

¿Te imaginas yo en el Benidorm Fest? No lo descartes.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments