Televisión

La impactante transformación de Miren Ibarguren en 'La que se avecina': un disfraz de obesa que ha despertado un aluvión de críticas

La que se avecina acaba de regresar con el estreno de una decimotercera temporada llena de cambios. Los inquilinos de Mirador de Montepinar han abandonado el mítico edificio de la periferia y se han mudado a uno en el centro de la ciudad. Allí han conocido a nuevos vecinos -hay diez fichajes- con los que han establecido nuevas tramas. Pero lo que más ha llamado la atención a los espectadores que han visto los nuevos capítulos que tiene disponible Prime Video tiene que ver con el cambio radical que ha dado uno de los personajes veteranos.

Lea también: 'La que se avecina', un viaje al centro en Prime Video: mudanza, vecinos nuevos y la ausencia más dolorosa de José Luis Gil

Yolanda Morcillo, interpretado por Miren Ibarguren, sorprende en esta temporada con un cambio de imagen radical. La hija de María del Carmen Carrascosa (Loles León) ahora es una mujer obesa, deprimida y mal alimentada que no quiere salir de casa, un rol que ha despertado fuertes críticas de quienes consideran que con ese personaje la serie está transmitiendo un mensaje de gordofobia que fomenta unos de estereotipos sobre las personas que no tienen cuerpos normativos.

En cualquier caso, no hay que olvidar que La que se avecina es una serie de humor delirante que siempre se ha caracterizado por llevar al extremo a sus personajes forzando al máximo sus personalidades. El guion suele rozar el surrealismo más absoluto.

El cambio radical del personaje de Miren Ibarguren en 'La que se avecina'

En los nuevos capítulos, Yoli ha engordado de repente, después de dejar de fumar, y no se atreve a salir de casa. Supuestamente sigue una estricta dieta pero consigue que su alimentación sea un festival de hidratos, grasas y azúcares gracias a un pacto que llega con el portero (porteros). Todo cambia cuando conoce a un novio que supuestamente la quiere como es y que no desea que se someta a una operación de reducción de estómago. De hecho, él usa el argumento de la gordofobia. Eso ocurre en el tercer episodio que tiene en su catálogo Prime Video. Telecinco emitirá esta noche solo el primer capítulo de la decimotercera temporada. El resto llegarán pasados unos meses, cuando la plataforma de Amazon pierda la exclusividad.

Lea también: Telecinco retira 'Café con aroma de mujer' tras hundir su tarde y 'Sálvame' recupera las cinco horas diarias

Las críticas a La que se avecina también han llegado de quienes no están de acuerdo con que el 'nuevo' personaje de Miren Ibarguren sea el resultado de un disfraz que engorda su cuerpo, lo que se conoce como fatsuit, aunque pocas posibilidades más habría para conseguir que esta actriz interpretase, de repente, a una Yoli obesa. 

En cualquier caso, la transformación de Miren Ibarguren es absolutamente sorprendente, sobre todo la cabeza, su cara y esa papada desorbitada que luce. Solo la voz de la actriz permite reconocer que debajo está Yolanda Morcillo, la reina del brillo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.