Televisión

Carmen Lomana insiste contra el programa de Sonsoles Ónega: "No me enfocaban y me sentaban en una esquina"

Carmen Lomana sigue en sus trece contra el programa de Sonsoles Ónega después de que la semana pasada mostrase su enfado por el poco tiempo que había durado su sección. La colaboradora se enfadó y anunció que no volvería. Este fin de semana, Lomana ha vuelto a hablar de este asunto. "Me di cuenta de que no era muy bien recibida", dijo en Cope, donde también participa como tertuliana.

Lea también: El enfado de Carmen Lomana con Sonsoles Ónega: "Si estorbo, me voy. No vengo aquí para hacer el paripé"

"No fue por el equipo de gente que hay alrededor, que es maravilloso. Los cámaras, las chicas que te esperan... Fue porque me tendrían que haber recibido diciendo con un: 'Hola, Carmen, qué bien que estés aquí, espero que te sientas a gusto'. Eso es lo que te dicen cuando empiezas un programa", arrancó su exposición la popular colaboradora. 

La tertuliana explicó lo que ocurrió en su última aparición  en Y ahora Sonsoles, el pasado 9 de noviembre. "El último día, que fue el de la Almudena, yo tendría que haber salido a las 19.10 o 19.15. Eran los 19.35 y yo no había salido. Me habían mandado la escaleta de lo que íbamos a hablar, ya se había hablado de todo. ¡Yo ya salí con una cara de cabreo!", comentó. "A partir de ese momento, no me enfocaron. Bueno, sí, cuando llegué y dije: 'Buenas tardes' y ellos me dijeron 'Qué vestido más mono llevas'. Y ya no volví a decir ni mu", explicó Lomana, que también se queja de que le pusieron "en una silla en la esquina".

Lea también: Carmen Lomana no volverá al programa de Sonsoles Ónega y arremete contra la cúpula: "La directora no me quiere"

"No me enfocaban las cámaras y nadie me preguntaba, ni podía hablar. Ese día tenía un plan estupendo y para ir allí a que me ninguneen", se quejó. "A mí me gusta la televisión, me gusta comunicar, me gusta decir cosas interesantes, pero no ir allí como un florero, como el convidado de piedra. Como si yo fuera una pánfila sin criterio para hablar de lo que hablan, que tampoco es que sea algo que te mueres, que no hace falta ser doctor en Filosofía. Nunca debí salir de mi casa", cerró.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

peka
A Favor
En Contra

Lo harían para cuidar la estética del decorado, y para evitar algún susto a personas con sensibilidad estética...

Puntuación 0
#1