Televisión

'The Playlist': la fascinante aventura de Spotify desde su fundación en 2006 hasta el año 2025

En 1950, el maestro japonés Akiro Kurosawa estrenó una de las obras cumbre del cine, Rashomon, que cuenta la historia de un crimen a través de las versiones distintas y contradictorias de cuatro personajes. Ese mismo esquema es el que han seguido los guionistas de la serie de Netflix para contar el nacimiento, las dificultades, los enfrentamientos internos y externos, el éxito y las quejas de muchos cantantes, de la plataforma de música.

Daniel Ek (Edvin Endre) es un joven programador de un barrio humilde de Estocolmo que obtiene un millón de euros por la venta de su recién creada empresa de márquetin digital, tras haber sido rechazado por Google.

En el mundo real, a Ek solo se le ocurre comprarse un Ferrari y aburrirse, por lo que vuelve al mundo digital descubriendo el círculo virtuoso: cómo ofrecer música ilimitada de forma gratuita y legal. Martin Lorentzen (Christian Hillborg), uno de los inversores que había comprado su empresa, se ofrece a financiar la 'start up'. Para sacar adelante Spotify, tienen que luchar contra las compañías discográficas, que acaban siendo sus aliadas desafiando el marco jurídico existente, y una vez logrado el éxito contra algunos músicos, que creen no estar adecuadamente retribuidos. Para terminar, la serie se aventura en el futuro de las batallas que aún no han tenido lugar.

El pago, o no, de los derechos de autor, un problema universal, está en el centro de la trama junto con la evolución de Daniel Ek, que desde sus modestos e idealistas orígenes, defensor del derecho de todos a acceder a la creación musical sin coste, evoluciona, al principio poco a poco y después de golpe, hasta convertirse en un inmisericorde hombre de negocios que va abandonando a sus compañeros.

El programador que crea los algoritmos que permiten que la música suene instantáneamente se siente traicionado, pues él quería la gratuidad absoluta; la abogada que concibe la idea de la 'playlist', es decir, la lista que permite que cada uno escoja la música que quiere, para la que hay que abonarse a una suscripción premium de pago, origen de los multimillonarios ingresos de Spotify; el director de Sony Suecia que se opone violentamente a la música gratuita de cualquier tipo para acabar integrado en el nuevo sistema; la responsable de márquetin de la empresa, que también pierde el alma por el camino; el socio capitalista al que Ek abandona cuando ya no es necesario (aunque mantiene las acciones); la cantante -único personaje ficticio- que malvive de su trabajo y lleva a la empresa a juicio por no pagar adecuadamente y finalmente el propio Ek, el visionario que llega a dominar el universo de la música. Son seis personajes y seis son los capítulos de la miniserie hecha con esmero, buen ritmo y magníficamente interpretada por todos los personajes, aunque a veces sobre algo de histrionismo en el personaje de Lorentzen.

The playlist es también la historia de cómo una ciudad europea de tamaño medio, Estocolmo, se ha convertido en el 'Silicon Valley' de Europa. El fenómeno Spotify ha sido posible por la abundancia de programadores (los mejores del mundo, según uno de ellos), la avanzada digitalización de la población y el extendido conocimiento del idioma inglés.

La política del gobierno sueco que subvenciona que haya un ordenador en cada casa es otra de las bases sobre la que se sustentan las empresas tecnológicas de ese país. Quien no pueda manejarse en el mundo digital se ha convertido en un analfabeto funcional. Es difícil encontrar un lugar donde acepten esos papelitos que, según dice la gente mayor, valen 10, 20, 100 o incluso 1000 coronas.

Un magnífica serie contada de manera simple y entretenida, pero con un contenido muy serio que pone la llaga en uno de los asuntos jurídicos más interesantes de ese mundo digital: el de los derechos de autor. Cuatrocientos millones de usuarios, de los que 180 millones son de pago, son la prueba del éxito, aunque quizás para Ek (culé reconocido) el verdadero éxito sea ver el nombre de su empresa en el estadio de su equipo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments