Televisión

Claves del 'caso Carlota Prado': el supuesto abuso sexual en la casa de 'Gran Hermano' llega a juicio cinco años después

Cinco años después de los hechos, este jueves arranca el juicio por lo que se conoce como el 'caso Carlota Prado', un proceso que sentará en el banquillo a José María, el concursante de Gran Hermano acusado de abusos sexuales a la chica con la que mantenía una relación sentimental en la casa del reality de Telecinco.

Los hechos se produjeron en la noche del 3 al 4 de noviembre de 2017, después de una fiesta en la casa de Guadalix de la Sierra en la que los concursantes, Carlota incluida, consumieron alcohol. Hacia la una y media de la madrugada, la pareja fue hacia la cama y se produjo una secuencia que la Fiscalía recoge en su escrito y que ahora será juzgada.

La Fiscalía explicaba que José María "guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de semiconsciencia en que se encontraba y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual, pese a que balbuceando débilmente, dijo "no puedo", según el texto que recogió Europa Press. La Fiscalía puso de manifiesto que el concursante, tras cubrir a ambos con un edredón, "continuó realizando tocamientos, frotamientos y movimientos de contenido netamente sexual, despojando a la víctima de su vestimenta, liberándole parcialmente de su ropa interior y desabrochándole el sujetador, pese a que ésta se encontraba ya en estado de inconsciencia".

Zeppelin fue a la Guardia Civil pero Carlota no quiso denunciar

A la mañana siguiente de estos hechos, el programa expulsó a José María de GH Revolution (así se llamaba esa edición emitida en 2017) y ella fue apartada del programa. Estando Carlota en el confesionario, GH le puso las imágenes de lo que había sucedido la noche anterior. Lo hizo sin que la concursante recibiese ayuda psicológica y estando a solas. Este es el motivo por el que la Fiscalía pide a Zeppelin, productora del programa, una multa de 6.000 euros como indemnización por los daños ocasionados a raíz de la exhibición a la perjudicada de las imágenes grabadas. Finalmente, después de 11 minutos sola, la psicóloga y Pilar Blasco, actual CEO de Zeppelin TV -productora del reality- entraron en el confesionario para intentar tranquilizar a la concursante. Las imágenes de Carlota en el confesionario nunca fueron emitidas en antena. Tampoco las del supuesto abuso sexual. 

Ese día, otro responsable de Zeppelin acudió al cuartel de la Guardia Civil en Colmenar Viejo para poner en su conocimiento los hechos que habían sucedido esa madrugada. Carlota no quiso denunciar a José María en ese momento pero sí lo hizo unas semanas después

Carlota pasó cuatro días fuera del reality pero decidió volver al programa

¿Qué pasó después? Carlota fue apartada durante unos días, un tiempo que permaneció en un hotel, donde fue atendida por psicólogos. Con ella estuvo una trabajadora del programa que, según explicó ante la juez, fue la persona que vigilaba la casa en la noche del suceso. Lo que se conoce como Súper. 

Después, decidió volver a GH. El día de su vuelta al programa de Telecinco, Carlota habló con el Súper. "En primer lugar lo que me nace decir es que os agradezco de corazón el trato y la ayuda y las facilidades que he recibido estos días porque han sido muy duros", dijo Carlota.  

"Estoy de acuerdo con la decisión de expulsar a José María. Se dio un hecho grave y desagradable contra mi persona estando inconsciente. Realmente porque José María llegó a tocarme la neura sensible y llegó a ser importante para mí, por el momento he renunciado a continuar cualquier tipo de procedimiento. Tengo que aclarar que ya no existe ningún tipo de vínculo emocional con él", siguió. "No sé cómo va a ser esta segunda etapa en la casa, pero yo pedí un sueño, se me concedió y sé que solo pasa una vez en la vida. Porfi, déjame entrar", pidió al Súper. Acto seguido, Carlota entró de nuevo en Guadalix y se reencontró con sus excompañeros. 

Expulsada de 'GH' por la audiencia 15 días después  

15 días después de su regreso a la casa tras ser víctima de un supuesto abuso sexual, Carlota Prado fue expulsada por el público de GH. La salida de Carlota, que perdió contra Maico y Yangyang, se produjo entre abucheos en el plató.

La madre de Carlota intervino para frenar esta desagradable situación. "No entiendo el abucheo, es un concurso, no hay que perder la razón de esa manera, el mundo nunca podrá ir bien con gente así. No es necesario. Hay algo que se llama respeto y esto es un concurso, no es un circo romano", dijo.

El caso del supuesto abuso sexual marcó la participación de Carlota en GH Revolution, pero no fue abordado en el plató a su llegada desde la casa de Gauadalix de la Sierra. La concursante se tranquilizó cuando Jorge Javier explicó lo siguiente. "Tú has vivido el concurso en dos partes y al volver pudiste explicarte en el confesionario. Aquí no se ha hablado de nada más y no vamos a hacerlo por respeto a tu intimidad".

Fuga de anunciantes en Mediaset, dos años después

Lo sucedido esa noche del 4 de noviembre de 2017 no tuvo repercusión más allá de la expulsión de José María y del regreso de Carlota pasados eses cuatro días apartada del programa. La edición, la última con concursantes anónimos, continuó hasta su desenlace. El caso, sin embargo, alcanzó otra dimensión a finales de 2019, después de que la jueza que investigaba el caso considerase que existían "indicios de que la conducta del recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual".

Las informaciones sobre lo ocurrido levantaron una gran polémica y provocó una desbandada de anunciantes que decidieron dejar de publicitarse en GH VIP, el programa que en ese momento emitía Mediaset. La situación fue tan crítica que el grupo de comunicación canceló la edición de GH DÚO, prevista para enero de 2020, por si se contagiaba la crisis publicitaria. 

En su lugar, la cadena optó por emitir El tiempo del descuento, una continuación de GH VIP, con los mismos concursantes y también el mismo plató, pero con otro nombre para esquivar una polémica que no volvió a repetirse en ese caso. La crisis se alarga hasta la actualidad y Mediaset ha evitado recuperar la marca Gran Hermano. En su lugar, ha ofrecido Secret Story, casi con el mismo funcionamiento pero con nombre distinto. Lo ha hecho con concursantes famosos y anónimos. Esta temporada, GH sigue fuera de la parrilla de Telecinco. 

'GH' propuso a Carlota un acuerdo extrajudicial: 25.000 euros

Zeppelin admitió que fue un "error" la forma en que se comunicó a Carlota lo que había ocurrido y anunció que iba a tomar medidas en sus programas para evitar que se produjesen casos similares en un futuro. De hecho, la compañía anunció un protocolo de 40 medidas para prevenir futuros casos de abusos sexuales en sus programas.

En mayo de 2020, Carlota Prado desveló que Zeppelin, la productora de GHle había propuesto un acuerdo extrajudicial de "no menos de 25.000 euros y una oportunidad de desarrollo profesional". La productora admitió que había presentado al abogado de la concursante una "propuesta de acuerdo extrajudicial que pretendía ofrecer facilidades y apoyo económico". "Durante el tiempo que duró el concurso, las muestras de Carlota hacia el equipo directivo y de psicólogos siempre fueron de total agradecimiento y cercanía", decía el comunicado de Zeppelin. "La opinión de Carlota sobre la forma en que la productora gestionó la situación es ahora diferente. Respetamos este cambio de opinión y por ello Zeppelin se ha volcado en intentar ayudarla, primero ofreciendo asistencia psicológica y ahora profesional y económica. Este es el motivo de este ofrecimiento, que no ha sido público hasta que ella no lo ha considerado, respetando su voluntad, como hemos hecho todo este tiempo".

La polémica gestión de Mediaset, con ataque incluido a Atresmedia

Hay que recordar que Mediaset no está implicada en el proceso judicial y tampoco ha sido llamada a declarar en el juicio. Su gestión del caso fue polémica cuando acusó a Atresmedia de "avivar" una "campaña de desprestigio" contra GH en el momento en que se produjo la desbandada de anunciantes. Mediaset tuvo que recctificar, por orden judicial, por dar esa información en Todo es mentira, el programa que presenta Risto Mejide. 

Aunque no está dentro del proceso judicial, el caso es especialmente importante para la cadena que emitía este programa y su imagen podría quedar afectada. Además, de la resolución de este proceso depende el regreso de la marca Gran Hermano. Aunque hubo un intento de recuperarlo en 2021, finalmente Mediaset lo descartó. "GH Está situado en el futuro y el día de mañana nadie lo ha visto", dijo el director de Contenidos del grupo, Manuel Villanueva, una de las últimas veces que se le preguntó por este asunto. 

¿Qué y a quién se juzga en el 'caso Carlota Prado?

El fiscal solicita para José María López una pena de dos años y seis meses de cárcel por un supuesto abuso sexual que se produjo en la casa de GH en noviembre de 2017. Asimismo, le reclama una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados a la víctima, idéntica cantidad que a la productora del programa, Zeppelin, por los daños ocasionados a raíz de la exhibición a la perjudicada de las imágenes grabadas sin la ayuda de profesionales que la pudieran atender en ese momento.

Inicialmente, el juicio iba a arrancar el pasado febrero, pero fue suspendido ante la incomparecencia de Carlota Prado. La parte demandante alegó problemas psiquiátricos de gravedad y la magistrada solicitó entonces una serie de pruebas documentales que acreditasen su situación. Recientemente, el médico forense determinó que Carlota es apta para declarar

Carlota Prado renuncia a ejercer la acusación

El juicio del 'caso Carlota Prado' dio un giro hace unos días cuando la exconcursante de GH renunció a ejercer la acusación particular después de que hace unos días su abogado decidiera dejar de representarla en el proceso. Carlota Prado se puso en contacto por teléfono con el juzgado y "renunció a ejercitar la acusación particular", según publicó ABC, que citaba la providencia de la juez María Dolores Palmero. "Se la tiene por apartada en el presente procedimiento, quedando prevista la vista de Juicio Oral para los próximos 3 y 8 de noviembre". Prado "renuncia a comparecer a juicio asistida de abogado particular y no desea que se le nombre abogado del turno de oficio". Por lo tanto, el proceso queda en manos de la Fiscalía.

Desde la defensa de Carlota se había reclamado durante los últimos meses la nulidad del proceso desde que se dictó el auto de transformación de las diligencias en 2018, que determinó que se juzgase en la Audiencia Provincial. Consideraba que va a juzgarse como presunto abuso sexual sin penetración cuando, a su juicio, hay indicios de que sí la hubo. Solicitaban, por lo tanto, que se juzgase como violación con penetración. En ese caso la pena aumentaría y sería de cuatro a diez años y al menos 100.000 euros de indemnización.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud