Televisión

Mariló Montero, el fichaje de Mediaset para hacer pareja con Risto Mejide: así fue su 'enganchón' por Pablo Iglesias el día que se conocieron

Mariló Montero se ha convertido en el fichaje sorpresa de Mediaset. La presentadora se une al equipo de Todo es mentira para sustituir a Marta Flich durante su baja por maternidad, que comenzará próximamente. Por lo tanto, la navarra estará al frente del programa junto a Risto Mejide y el resto del equipo habitual, formado por Antonio Castelo y Virginia Riezu.

Lea también: Mal estreno de Emma García en su regreso a Telecinco: 'Fiesta' empeora los datos de 'Viva la vida' y baja del millón en su estreno

La incorporación de Mariló Montero a Todo es mentira llega como un golpe de efecto para el programa de las tardes de Cuatro, un formato con espíritu irreverente y combativo. La periodista, una de las profesionales que más titulares acapara cada vez que habla en televisión, tiene una extensa carrera en televisión. En la última etapa, tras pasar por TVE y Canal Sur, ha estado ligada a Atresmedia colaborando en el programa Espejo público.

Aunque ahora serán compañeros de plató a diario, Mariló Montero y Risto Mejide ya se conocen en televisión. Coincidieron, precisamente, en el plató de Todo es mentira en enero de 2020, cuando la periodista acudió a promocionar un libro que había publicado entonces. Ese día comentó, por cierto, que le hubiera gustado haber sido entrevistada en el Chester. "He dicho tu nombre varias veces", comentó Mejide, aunque finalmente nunca habían podido hacer su entrevista. "Eso es que no me quieren", bromeó ella. "No es verdad", contestó Risto, que confesó que hasta ese momento no se conocían personalmente. "Lo único que sabía de ti eran esos pollos que se montaban por tus declaraciones públicas", dijo. "He llegado a pensar que lo hacías a posta para que hablásemos de ti", soltó el presentador, algo que ella negó rotundamente. 

Y es que el tono entre ellos fue muy cordial durante toda la entrevista, incluso cuando se engancharon a propósito de Pablo Iglesias, que ese día acababa de prometer el cargo de vicepresidente del Gobierno. "Me genera desconfianza. Enorme. Muy preocupante", lo calificó la periodista, que no tuvo reparos en dar su opinión sobre el entonces líder de Podemos. "Es admirable el ascenso de Pablo Iglesias. Un hombre que ha convencido de que vivía en casa de su abuela, en un piso muy humilde, y ha terminado en un chalet de persona rica", dijo.

Montero también criticó el pin antifascista que Iglesias y Garzón habían llevado en la solapa de su chaqueta durante la toma de posesión. "A ver si hacemos un vídeo de ese pin que llevaban los que estaban en ese campo de concentración, asesinado y matados. Creo que no es ni para bromear. Es que Pablo Iglesias y Garzón han ido con ese pin en la solapa. Además de comprarse una chaqueta nueva, han tenido el tiempo y la premeditación de ver 'qué me pongo mañana'. Y se han puesto para hoy, en que ha sido oficialmente nombrado ante el rey de España vicepresidente del Gobierno español un pin antifascista. Es premeditado. Yo creo que no ha comprado una chaqueta con el pin puesto", argumentó.

Risto no entendía exactamente dónde estaba lo negativo de ese pin. "¿Por qué te parece tan escandaloso que vayan en contra del fascismo? Antifascistas deberíamos ser todos", apuntó el presentador. "Son símbolos que hablan gravemente. Si hay extrema derecha en España hay extrema izquierda. Y todo lo que había blanqueado con su trabajo de ascensión hasta el Gobierno se ha delatado hoy mismo que es extrema izquierda lo que está gobernando con Pedro Sánchez", expuso la periodista. "Cuando tú vas a hacer la toma de posesión de un cargo, que creo que es un acto muy serio, hay que respetar mucho las formas", explicó.

Lea también: RTVE sigue comprando derechos deportivos: emitirá la Copa del Rey hasta 2025 y deja a Mediaset sin fútbol

"Si se ha quitado el símbolo del crucifijo, y tú puedes elegir entre prometer o jurar, no te pongas símbolos. O si te los pones, que es libre de ponérselo, te delatas en tu espíritu ideológico", continuaba la comunicadora. "Antifascista", insistía Mejide. "Claro". "¿Y no está bien que sean antifascistas?", volvía a preguntar Risto. "Hombre, comparar el antifascismo con una ideología política que no existe en España...", añadía ella. "¿En qué punto han dicho que estaba en España el fascismo?", preguntó Risto. "¿Y entonces qué hace con un pin?", respondió ella. 

Después de esta polémica, el equipo de Todo es mentira reaccionó al día siguiente luciendo un pin antifascista en su solapa como el que había llevado Pablo Iglesias.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments