Televisión

Mediaset lo intenta ahora con 'Café con aroma de mujer': compra la telenovela de William Levy tras el fiasco de 'Pasión de gavilanes'

Telecinco lo vuelve a intentar con una telenovela colombiana. Después del patinazo de Pasión de gavilanes, una de sus grandes apuestas del año que fracasó de manera rotunda, Mediaset ha comprado Café con aroma de mujer, el gran éxito de Netflix que protagoniza William Levy.

Lea también: Ya son las ocho: Sonsoles Ónega graba 'Pasapalabra', el programa contra el que compitió desde Telecinco

Creada por el productor y guionista Fernando Gaitán (Yo soy Betty, la fea), esta moderna versión de la serie homónima, emitida en 1994, narra el apasionado amor entre dos jóvenes de orígenes opuestos: una humilde recolectora de café y un miembro de una opulenta saga cafetera.

Café con aroma de mujer se ha convertido este año en uno de los fenómenos de Netflix, liderando durante varias semanas consecutivas el ranking de las series más vistas. Habrá que ver ahora de qué manera afecta a su emisión en abierto y si en Telecinco vuelve a repetir ese éxito que sí disfrutó en la plataforma de pago. Se desconoce qué franja ocupará, aunque previsiblemente lo hará en algún tramo de la tarde. Pasión de gavilanes no triunfó en prime time ni en formato de tira diaria, ya fuese en el canal principal o en Divinity, a pesar de llegar a Mediaset como una de sus grandes bazas de inicio de 2022. Además, su estreno estuvo precedido por una campaña de promoción sin precedentes.

Telecinco necesita mejorar su audiencia después de varios meses perdiendo contra Antena 3, que ahora es la cadena líder. El canal principal de Mediaset ha tenido en septiembre el peor arranque de temporada de toda su historia con programas que no han funcionado como se esperaba -Got Talent, Pesadilla en el paraíso, En el nombre de Rocío-. Solo ha gozado de los buenos resultados de la final de Eurobasket y del estreno de la quinta temporada de La isla de las tentaciones (20,5%). 

Laura Londoño (Narcos) y el actor cubano William Levy (Resident Evil: El capítulo final) encarnan a la pareja protagonista en esta ficción grabada en Estados Unidos y Colombia y que reúne en su elenco a destacados intérpretes latinoamericanos como Carmen Villalobos (Sin senos sí hay paraíso), Diego Cadavid (Señora Acero), Lincoln Palomeque (La reina del sur), Luces Velásquez (Pablo Escobar, el patrón del mal) y Katherine Vélez (Operación Pacífico), entre otros.

El romance imposible entre una recolectora de café y un joven de la élite colombiana

Cada año Teresa Suárez, a quien todos llaman Gaviota, y su madre acuden a la próspera Hacienda Casablanca para trabajar como recolectoras en la segunda cosecha de la temporada. Ambas mujeres llegan con la esperanza de que esta campaña sea la última, ya que a partir de ahora serán dueñas de su propia tierra. Sin embargo, su destino dará un giro absoluto tras el inesperado fallecimiento de Octavio Vallejo, el dueño de la hacienda que les había prometido entregarles una hectárea de tierra para que cultivaran su propio café en agradecimiento por haber sido salvado por ellas de un intento de secuestro. En el entierro del patriarca de los Vallejo, una de las familias más poderosas del gremio caficultor, Gaviota conoce a Sebastián, uno de los hijos del fallecido que ha regresado a Colombia tras haber residido varios años en Estados Unidos. Desde el primer cruce de miradas, surge entre ellos una irresistible atracción, que avivará la llama de un amor apasionado e imposible entre dos personas que pertenecen a mundos completamente opuestos: él, acostumbrado a moverse entre las élites neoyorquinas y ella, una joven campesina de origen humilde.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Al que le gusten estos "culebrones", lo habrá visto en Netflix hace tiempo, con lo cual en T5 lo verán los pobres abuelos y los que estén muy aburridos!

Puntuación 3
#1