Televisión

'Alma', la serie de Netflix con una sobrenatural Milena Smit: "Me considero una bruja y cada día tengo más claros mis dones"

Alma sobrevive a un accidente de autobús en el que mueren casi todos sus compañeros. Despierta en el hospital sin recordar lo que ha ocurrido, pero también ha olvidado su pasado. Además, experimenta terrores nocturnos y sufre unas visiones que no consigue desentrañar. Con la ayuda de sus padres y amigos intentará recuperar su propia identidad.

Lea también: 'La casa del dragón' (HBO Max): un viaje 200 años antes de 'Juego de tronos' para intentar repetir su éxito

Así arranca Alma, la nueva serie de Netflix que se estrena este viernes, 19 de agosto, un thriller sobrenatural que es mucho más que eso. Creada por Sergio G. Sánchez (El secreto de Marrowbone), la ficción está protagonizada por Mireia Oriol, Pol Monen y Milena Smit, la actriz que reaparece tras protagonizar la última cinta de Pedro Almodóvar, Madres paralelas. Aunque, en realidad, grabó antes la serie que un filme en el que estuvo a punto de no poder trabajar debido a una lesión que sufrió cuando rodaba para Netflix. "Me caí en unas escaleras a las 7 de la mañana y me rompí el menisco, aunque podía haber sido mucho más. Justo un mes después me confirmaron que estaba en Madres paralelas", cuenta la actriz.

Smit llegó a Alma tras su debut en No matarás. "Después de esa película, hice varios castings y Alma fue el primer 'sí' que me dieron. Además, fue el primer proyecto que hice después de decidir que quería dedicarme a ser actriz profesional", cuenta. Por eso, para ella Alma es "especial", pero también por tratarse de un proyecto que mira cara a cara a lo sobrenatural. "Me gusta mucho el género", reconoce, aunque su pasión por esos temas va más allá.

"Desde pequeña he tenido mucha sensibilidad, he sentido cosas y he tenido experiencias mágicas y me siento una privilegiada", cuenta. "Me gustan los mitos, las leyendas, la espiritualidad, la energía, la fe y la creencia en el universo y las energías, más allá de lo que vemos por nuestros ojos", relata. "Yo me considero una bruja, cada día tengo más claros mis dones, lo digo completamente en serio", asegura rotunda. "Y me encanta conectar con la gente que siente lo mismo".

Mireia Oriol: "Las primeras semanas de rodaje tenía ansiedad, me sentía una impostora"

Para Mireia Oriol, en cambio, el argumento de Alma le pillaba de una forma más lejana en el terreno personal. "Yo no consumo thrillers, pero ahora me he vuelto inmune a ellos", reconoce. "Me preparé estudiando temas místicos, sobre el dolor, el duelo y la muerte", relata. En cualquier caso, destaca, "Alma es un thriller sobrenatural pero tiene mucha carga emocional y viajes introspectivos y muy profundos".

Aunque ha hecho otros trabajos anteriores, Alma es su primer gran proyecto como protagonista, y más teniendo en cuenta que lo firma una plataforma tan imponente como Netflix. "Cuando llega un proyecto así no eres consciente del alcance que tiene ni de cómo vas a abordarlo", afirma la actriz, que inicialmente llegó a pensar que le "venía grande". "Las primeras semanas lo pasé mal, con mucha ansiedad, me sentía una impostora. Pensaba que me iban a echar", recuerda la actriz.  

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments