Televisión

La confesión más íntima de Esperanza Aguirre y su regañina a José Antonio Avilés: "¡Habla bien!"

Esperanza Aguirre ha reaparecido en televisión a través de una entrevista que ha concedido a José Antonio Avilés en el programa Viva la vida. Separados por un confesionario -es la gracia de la sección- la expresidenta de la Comunidad de Madrid charló con el singular colaborador de Emma García.

"En el confesionario se hablaba de usted al sacerdote, aunque en este caso, prefiero que me trates de tú. Pero haz lo que quieras. Venga, ¡ánimo!", comenzó Aguirre una conversación en la que dejó claro que no quiere retirarse  a pesar de que ya no tenga ningún cargo público. "No voy a dejar la política aunque no vaya a estar en primera fila", advirtió y recordó que "en política lloraba por impotencia, por rabia y pena de mí misma".

Lea también: Berni Barrachina, el autor del polémico rótulo de Leonor en TVE, da la cara: "A la media hora ya estaba en la calle"

"¿Se ha llevado alguna hostia de realidad?", se arrancó Avilés para preguntarle sobre las personas que "considerabas amigos y luego han desaparecido". "Estamos en el confesionario, ¡habla bien!", le regañó Aguirre para que corrigiese su lenguaje. "Algún batacazo", reformuló el entrevistador. "No soy rencorosa, pero seguro que sí", contestó la entrevistada. 

La expresidenta madrileña también hizo algunas confesiones que tienen que ver con algunas cuestiones personales, como las operaciones estéticas a las que se ha sometido. "Me quité los párpados. Lo próximo va a ser esto [el cuello]", apuntó sobre una operación a la que se someterá "cuando tenga dinero, porque ahora soy pensionista y tengo que ahorrar", bromeó.

Lea también: Jorge Javier ataca a Olga Moreno por su foto con el hijo de Rocío Carrasco pero calla cuando la nombran en la gala

Sobre su entorno, Aguirre reconoció que su actividad política sí "le ha pasado factura a mi familia". En cualquier caso, "mi marido, hijos y familia nunca me han pedido que lo deje, me han apoyado siempre". Por último, habló de sus dos nueras: "Las que mandan en los matrimonios jóvenes son ellas. Son maravillosas, además de guapas y buenas madres". También dejó un mensaje al público más joven: "Lo mejor de la vida son los nietos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin