Televisión

Muere José Luis Balbín, mítico presentador de 'La Clave', a los 81 años

El histórico periodista asturiano José Luis Balbín ha fallecido este miércoles en Madrid. Tenía 81 años. Su esposa, Julia Mesonero, ha sido la encargada de comunicar la triste noticia a través de las redes sociales: "Queridos seguidores y amigos, con profundo dolor os comunico que en el día de hoy ha fallecido José Luis Balbín".

Lea también: La mujer de José Luis Balbín y su lucha para conseguir un test que proteja al presentador de La Clave

El mensaje continúa: "He querido comunicarlo por esta vía para agradeceros las muestras de cariño y respeto que le habéis manifestado durante todo este tiempo". Y añade: "En estos duros momentos espero que comprendáis nuestro silencio". Mesonero desvela, además, que los restos mortales de Balbín serán trasladados a su tierra natal, Pravia (Asturias) por expreso deseo del periodista.

Balbín fue un referente en los medios de comunicación españoles. Trabajó en TVE, Antena 3, fundó un semanario y recibió el Premio Nacional de Televisión en 2015. Fue fundador y presentador de La Clave, programa muy importante durante la Transición, en el que debatía (con su mítica pipa) sobre las polémicas de la época con personajes como Santiago Carrillo, Julio Anguita, Severo Ochoa o Alfonso Guerra. Se emitió en la cadena pública del 76 al 85, y lo recuperó Antena 3 del 90 al 92.

Su mujer, su escudera

El comunicador asturiano sufrió un ictus en 2015. Su mujer, también periodista, no se separó de su lado. En abril de 2020 recurrió a los medios de comunicación para denunciar la falta de test Covid, pues Balbín era un paciente de riesgo: "Pedí que se me hiciera el test porque ahora estamos mi marido y yo solos, puesto que, para evitar riesgos, dije al cuidador que no viniera mientras esto durase. Soy yo quien e hago cargo de José Luis al 100%", contaba apenada. "Me da miedo haber contraído el virus y contagiarle. Pero la única respuesta que recibo es que procure no acercarme a él. Siento mucha rabia e impotencia". A él, como a muchos otros enfermos, le afectó mucho el confinamiento y las limitaciones: "El ictus le dio con edad avanzada. Las secuelas a medida que pasa el tiempo son peores, que en su caso fue el equilibrio en el tronco y no lo mantiene", contaba entonces.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.