Televisión

William Levy reinventa el clásico 'Montecristo', ahora empresario de una tecnológica: primeras imágenes del rodaje de la serie

William Levy, la gran estrella de Café con aroma de mujer, ya está en España rodando su nueva serie: Montecristo. El actor protagoniza y produce esta versión moderna del clásico de Alejandro Dumas que ha desarrollado Secuoya Studios y que se grabará en distintas localizaciones de Madrid y Canarias.

Lea también: 'Intimidad', la serie de Netflix que deben ver todos los que buscan el vídeo sexual de Santi Millán

Esmeralda Pimentel, Roberto Enríquez, Silvia Abascal, Juan Fernández, Guiomar Puerta y Héctor Noas completan el elenco protagonista de esta historia de justicia y venganza alrededor de un héroe sofisticado, misterioso y torturado por su pasado. Una miniserie que retrata el choque entre la vieja aristocracia y la nueva jerarquía financiera.

Franky Martín, Itziar Atienza, Javier Godino, Alberto Olmo, Ana Álvarez, Roberto San Martín y Andrew Tarbet, entre otros, participan también en esta serie de seis episodios, producida por David Martínez, Sergio Pizzolante, William Levy y Jeff Goldberg, y con David Cotarelo y Ángela Agudo en la producción ejecutiva. Dirigida por Alberto Ruiz-Rojo, la serie está creada por Lidia Fraga y Jacobo Díaz.

William Levy, que ha arrasado en Netflix durante meses con Café con aroma de mujer, dice estar "muy contento" en estos primeros días de rodaje junto a "un reparto y un equipo tan extraordinarios". "Hacía tiempo que quería rodar un proyecto en España y que sea Montecristo, una historia que me encanta desde que era un niño, es una experiencia especialmente significativa para mí", dice el actor, que ha entrado en la producción del proyecto a través de William Levy Entertainment.

"Estamos entusiasmados con el inicio de rodaje y contar con este fabuloso reparto, liderado por William Levy, y este formidable equipo, capitaneado por Alberto Ruiz Rojo, un ejemplo de entusiasmo y profesionalidad", señala David Martínez, productor ejecutivo de Montecristo y director del área de Ficción de Secuoya Studios. Sergio Pizzolante, también productor ejecutivo de la miniserie y presidente de la nueva compañía Comercial y de Distribución del estudio, subraya la trascendencia de la alianza con William Levy Entertainment, "un socio primordial en la estrategia de expansión de Secuoya Studios".

"Montecristo es un proyecto apasionante. Abordar una reinvención contemporánea de este clásico universal, es un gran reto", destaca Alberto Ruiz-Rojo, director de la serie. "Mi objetivo fundamental es transmitir en imágenes el dilema continuo del protagonista. Visualizar sus contradicciones y su conflicto interno", apunta. 

William Levy, el nuevo Montecristo: un hombre de negocios que despierta todas las envidias

El protagonista de esta miniserie, encarnado por William Levy, es el antihéroe trágico que lucha contra el sistema establecido, una figura enigmática que irrumpe en el ojo público y genera el recelo de una élite que desconoce el origen de su fortuna y pasado. Montecristo, la adaptación al universo actual del clásico de Alejandro Dumas, presenta a un vengador justiciero, al margen de la sociedad y de la ley, que se enfrenta a los poderosos con sus mismas armas, y con la misma falta de escrúpulos.

Alejandro Montecristo, fundador y director ejecutivo de una empresa tecnológica de éxito, simboliza la modernidad frente a la tradición y la decadencia, representadas por sus enemigos, miembros de la tradicional élite económica, política y social española. Entre ellos, Fernando Mondego, al que da vida Roberto Enríquez, un empresario sin escrúpulos que ambiciona la compañía del hombre del momento. Lo que Fernando no sabe es que Montecristo es alguien a quien conoció hace décadas y el motivo de su surgimiento se alimenta puramente de venganza.

Lea también: Vuelve 'Juego de Tronos': HBO prepara el 'spin off' de Jon Nieve con el regreso de Kit Harington

Pero Fernando no será el único enemigo del protagonista. Cristóbal Herrera (Juan Fernández), un diplomático español despiadado y corrupto, fundador del partido conservador Acción Liberal, será una verdadera pesadilla para Alejandro. A su lado, Helena Vilaforte (Itziar Atienza), una ambiciosa candidata política.

En esta historia, hay más víctimas: Mercedes Herrera (Silvia Abascal), la esposa de Fernando, y Alba Mondego (Guiomar Puerta), la rebelde y apasionada hija de ambos. Entre los acérrimos aliados del protagonista, Haydée (Esmeralda Pimentel), directora de desarrollo de la start up, y Salvador Faría (Héctor Noas), amigo y mentor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.