Televisión

La ocurrencia más disparatada de Álvaro Morte para sobrevivir cuando estaba sin trabajo: "Hubiera sido ridículo"

Antes de ser una superestrella de la televisión, Álvaro Morte tuvo que buscarse la vida como tantos otros actores que trabajan como camareros y otras profesiones que les permiten sobrevivir mientras encarrilan su carrera en la interpretación.

En uno de esos momentos en los que se quedó sin empleo, Morte decidió mudarse a Dublín (Irlanda) con una amiga a la que había conocido cuando se dedicaba a la hostelería. "En ese momento no contrataban a nadie en ningún restaurante. Dejé currículums en toda la ciudad, pero nada", recordó el actor este lunes durante una entrevista que ofreció en El Hormiguero.

Álvaro Morte: "Soy un rotundo inconsciente"

En ese momento, se le ocurrió postularse como profesor de flamenco a pesar de no tener nociones para ello. "Como soy un rotundo inconsciente, me había llevado a Dublín un par de CDs y uno era de Pata negra, que es un grupo de flamenco. Puse unos carteles por la ciudad para trabajar de profesor y justo cuando me empezaban a llamar, me ofrecieron en España hacer una obra de teatro con Concha Velasco", contó el que, años después, fue El Profesor de La casa de papel. "Afortunadamente no tuve que impartir ni una clase porque hubiera sido ridículo", apuntó Morte. "En cualquier caso, era por una cuestión de supervivencia".

Lejos queda ya esa época en la que el actor tenía que buscarse la vida ante la inestabilidad en el mundo de la interpretación. Además de La casa de papel, que le ha hecho conocido internacionalmente, Morte ha protagonizado otras series como El Embarcadero y ahora está a punto de estrenar la miniserie Sin límites en Prime Video.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments