Televisión

La experiencia más sobrecogedora que sufrió Iker Jiménez: "Me puso la escopeta en la cabeza"

Iker Jiménez sorprendió este domingo a los espectadores de Cuarto Milenio analizando una sobrecogedora historia que protagonizó cuando tenía solo 18 años, durante su primer viaje de investigación por Las Hurdes, al norte de la provincia de Cáceres.

Era 1991. Iker viajaba en un Renault 21 con su compañero Lorenzo Fernández, con quien presentaba un programa de misterio en una emisora local. "Queríamos hacer un gran programa aunque no nos oía casi nadie", reconoce el presentador.

Lea también: La productora de Ana Rosa Quintana se hará cargo del sustituto de 'Viva la vida' y Emma García tiene todas las papeletas para seguir como presentadora

En aquella expedición, los dos investigadores comenzaron a buscar un sitio para dormir después de una jornada de trabajo. Como no encontraron ningún lugar, decidieron pasar la noche al raso y tomaron una carretera en busca de una zona tranquila. Cuando aparcaron, comenzó lo más sorprendente.  

"Una luz amarillenta se iba aproximando. Era un coche antiguo. De repente veo que sale un individuo con ciertas deformidades. Alguien que estaba muy enfadado", ha relató Iker a sus seguidores. "Me inquieté. Me empezó a hablar pero en realidad no hablaba, solo hacía ruidos. Le intenté calmar pero él intentó bajar nuestra ventanilla".

Iker Jiménez, entre dos pistolas: "Nunca lo olvidaré"

Lejos de tranquilizarse, el misterioso señor volvió a su coche y abrió el maletero. "Cogió una escopeta y se dirigió a nosotros. Me puso la escopeta en la cabeza, solo separado por el cristal. Les juro que cuando miro a Lorenzo es cuando tengo miedo, porque él sacó una pistola de fogueo, de aire comprimido. Imagínense. Yo en medio. Esa escena nunca la olvidaré", repasó Iker, que intentó buscar una solución en cuanto vio que el misterioso individuo se giró para volver al maletero de su coche. "Yo arranqué hacia atrás y logré salir de allí. Dormir aquella noche fue imposible. Estuvimos toda la noche vagando, con miedo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin