Televisión

Susanna Griso da positivo en Covid y se aparta de 'Espejo público': "Llegué a pensar que era inmune"

Aunque la pandemia de la Covid parece superada, lo cierto es que los contagios no se detienen y afectan a personas que creían haber sorteado la pandemia después de dos años.

Así le ha ocurrido a Susanna Griso, que este martes ha anunciado que ha dado positivo en un test. "He resistido con una gran sobreexposición, tanto es así que llegué a pensar que era casi inmune. Definitivamente, no lo soy", ha declarado la presentadora de Atresmedia.

"Más de dos años después y con tres dosis de vacuna, he caído", ha manifestado. "Por suerte, y gracias precisamente a la vacuna, los síntomas son leves y espero volver pronto a la tele", ha explicado en un mensaje que ha colgado la periodista en sus redes sociales para comunicar esta situación a todos sus seguidores.

Roberto Brasero, su sustituto en 'Espejo público'

Griso ha estado al frente de Espejo público de forma ininterrumpida desde el inicio de la pandemia, cuando la situación era realmente crítica. Además, era una de las pocas presentadoras que se había 'salvado' de esta infección. Este martes, la catalana se ha ausentado del programa que presenta y en su lugar lo ha conducido Roberto Brasero, que también fue quien lo lideró durante las vacaciones de Griso en Semana Santa.

La presentadora ha recibido numerosas mensajes de ánimo a través de las redes sociales, donde hoy también es protagonista por una fiesta de disfraces a la que ha asistido este fin de semana en Malta con motivo de la celebración del cumpleaños de la empresaria Sandra García-Sanjuán, fundadora de Starlite. Griso subía este lunes a su Instagram una imagen en la que aparecía acompañada por Paloma Cuevas e Isabel Gemio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.