Televisión

La situación más "bochornosa" de 'Masterchef' y la sorprendente expulsión de la concursante que se perfilaba como ganadora

El plató de Masterchef vivió este lunes un tsunami de emociones con consecuencias absolutamente inesperadas: dos concursantes eliminadas y una de ellas, además, era una de las favoritas -tal vez la única- de la edición.

La noche comenzó con una prueba de relevos por equipos en la que cada integrante de los tres grupos debía hacer una elaboración a partir de los ingredientes que le daba el programa, usando los huevos como alimento principal. Cuando los jueces daban el 'ok', el siguiente compañero podía empezar con su receta.

Lea también: Telecinco junta en la misma semana a Rocío Carrasco y Olga Moreno en prime time: el doble juego para el 'sprint' de mayo contra Antena 3

La cosa se complicó para algunos aspirantes, como Luismi, que tardó más de una hora en hacer un huevo benedict. David, Adrián, Verónica, por su parte, fueron incapaces de hacer un simple flan. Pero quien peor lo pasó fue María Lo, que no acertaba con el suflé de queso emmenthal. La gaditana se derrumbó y comenzó a llorar de forma desconsolada después de ocho intentos hasta que finalmente los jueces le dieron el aprobado.

Sin embargo, la prueba fue en general tan "bochornosa" -así lo definió Jordi Cruz- que los jueces se vieron obligados a cancelarla antes de que terminase, a la vista de que la mayoría había tenido serios problemas para sacar adelante unas elaboraciones aparentemente sencillas. María Lo, Luismi, David y Adrián se fueron con un delantal negro. 

La prueba de exteriores resultó mucho mejor. Con la presencia como invitados de todos los concursantes de la historia de Masterchef, los equipos liderados por Ofelia y Maribel, dos históricas del formato, terminaron a tiempo los platos que debían cocinar. Finalmente, el jurado envió al 'foso' a Jokin, Patricia, Julia, María Lo, David y Teresa (que se sumaron a Adrián).

La favorita Teresa, eliminada de 'Masterchef'


Con los delantales negros encima, se enfrentaron a la prueba de eliminación en la que debían elaborar un plato de pasta con los ingredientes que tenían encima de la mesa una vez que sus compañeros les hubieran robado los ingredientes -hasta cinco- que estimaron conveniente. El desastre se volvió a repetir, por lo que David y María Lo decidieron entregar sus pin dorado para librarse de la expulsión.

Lea también: Susanna Griso desvela el 'WhatsApp' que le envió Ana Rosa Quintana y explica cómo se encuentra

La sorpresa llegó cuando Masterchef decidió expulsar a dos concursantes en lugar de uno. Los jueces pusieron en la calle a Patricia pero también a Teresa, que era una de las concursantes favoritas para ganar la edición. O incluso la única con capacidad de hacerlo a la vista de la buena trayectoria que estaba demostrando y el bajo nivel de sus oponentes. Solo queda una opción para ella: la repesca.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin