Televisión

Marta Riesco alimenta cuatro horas de 'Sálvame': del apagón informativo a ser la protagonista absoluta del programa

Cuando Marta Riesco anunció su ruptura con Antonio David Flores, coincidiendo con la fiesta de cumpleaños que ese día tenía por la noche, Sálvame no dedicó ni un minuto a la reportera de El programa de AR. Era viernes y lo comunicó en Ya son las ocho. Deluxe, que se emite horas después, no informó sobre ello. Tampoco Socialité -todos son programas de La Fábrica de la Tele- ni sábado ni el domingo. La semana siguiente, el apagón informativo continuó en el programa que presenta Jorge Javier.

El silencio sobre Marta Riesco ha durado casi un mes en Sálvame. Ni una palabra sobre ella, a pesar que durante semanas se había convertido en uno de los personajes más recurrentes de un programa que le había dedicado un sinfín de vídeos. Unos días antes de ese sorprendente giro, la periodista había denunciado en sus redes "acoso" por parte del programa que emite por las tardes la cadena en la que ella trabaja por las mañanas.

Lea también: Risto Mejide estalla contra Pablo Iglesias: "No me he metido una raya de coca en mi vida, ¿a qué le das tú?"

"Desde hace cinco meses llevo sufriendo un acoso y derribo increíble por parte del programa Sálvame y por parte de La Fábrica de la Tele hasta el nivel que tuve que coger una baja médica porque el acoso era insufrible", manifestó. "No tengo por qué llegar a mi casa llorando con un ataque de ansiedad. Lo único que quiero es que me dejéis seguir trabajando y vivir. Tenéis que parar, porque algún día alguien va a cometer una locura por el linchamiento público. Pero, ¿qué he hecho yo?", se preguntaba entonces. "Estáis intentando destrozarme. Los únicos responsables de que yo no continúe trabajando o que no me quiera levantar de la cama vais a ser vosotros. Esto no hay cuerpo humano que lo aguante".

Lea también: Antena 3 derrota por sexto mes a Telecinco, que firma el peor abril de su historia a pesar de 'Supervivientes' y la Copa del Rey

El silencio sobre Marta Riesco se mantuvo durante casi cuatro semanas a pesar de que durante esos días era la protagonista de la actualidad corazonera por esa ruptura  con Antonio David. En medio de esa situación, por cierto, se produjo la asistencia por sorpresa de Flores a la Junta de Accionistas de Mediaset para reclamar que la cadena dejase de trabajar con La Fábrica.

Sálvame lleva tiempo sufriendo una caída de audiencia bastante importante que ha intentado solucionar aplicando cambios en sus contenidos. En vista de que no ha funcionado -el talk show de Belén Esteban fue cancelado- ha aprovechado recientemente el estreno de Supervivientes para nutrirse de contenido.

Sin embargo, la estrategia del programa de La Fábrica de la Tele ha dado un giro de 180 grados esta semana, cuando Marta Riesco se ha convertido en el asunto principal del programa a propósito de la supuesta llamada de Luis Pliego, director de Lecturas, a la reportera, quién había asegurado días atrás que durante esa conversación también había hablado con Rocío Carrasco. 

El lunes, Jorge Javier atacó con dureza a Riesco e, incluso, pidió la intervención de la cadena. El martes, casi todo Sálvame estuvo dedicado a ella. Del silencio más absoluto sobre un personaje que había quedado ignorado durante días a dedicarle casi cuatro horas de televisión, toda la tarde menos un breve espacio enfocado a analizar Supervivientes. El presentador se trasladó al restaurante donde había tenido lugar la comida de Pliego y Carrasco y desde donde, supuestamente, se había producido la llamada a Riesco. Ya de vuelta, Vázquez y Rocío se unieron al resto de colaboradores que les esperaban en el plató. A última hora de la tarde, mostraron las imágenes de las cámaras del local que habrían captado cómo sucedieron los hecho. 

Este martes, Sálvame mejoró sus resultados de forma notable gracias a la trama desatada por Marta Riesco. La franja Limón anotó un 13% y en Naranja, un 17,5%. Ya son las ocho también salió beneficiado (12,7%). Telecinco, sin embargo, perdió el día contra Antena 3 (14,8% frente a un 14%) y sigue dos décimas por debajo en lo (poco) que llevamos de mayo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin