Televisión

Juanma Castaño defiende su entrevista a Urdangarin: "No hice algunas preguntas porque no quería que viviese un momento desagradable"

Hace unos meses que Juanma Castaño se mueve entre dos aguas: la de los deportes -lleva toda la vida en ese mundo- y la del entretenimiento, una faceta que descubrió en Masterchef Celebrity, su primera vez fuera de su zona de confort. La segunda arranca ahora con el estreno, el domingo en Movistar Plus+ (22.00), de Cinco tenedores, un espacio que mezcla "cocina, entrevistas y humor". 

Castaño presenta este nuevo formato con Miki Nadal, con quien ganó -empataron- el concurso de La 1 después de protagonizar una evolución bastante peculiar, desde el enfado televisivo a redescubrirse como un tándem que da bastante juego ante las cámaras. "La vida nos ha juntado", reconoce el periodista. "Hace un año ni le conocía". "Miki me parece un tío fantástico y un gran compañero, pero no somos pareja artística y no vamos a empezar a hacer giras juntos ni a dar las Campanadas", aclara.

Lea también: Juanma Castaño confirma que Verónica Forqué dejó Masterchef por Covid: "Me lo pegó a mí y la grabación paró dos semanas"

En Cinco tenedores, Juanma y Miki cocinarán ayudados por dos famosos -Leo Harlem y Ana Peleteiro en el estreno- un plato que les propone un tercer invitado, que en este caso será Carlos Herrera. Tras la competición, los cinco degustarán el menú mientras charlan. El proyecto está producido por Shine Iberia, la misma productora de Masterchef y la que supo ver que Juanma tenía recorrido más allá de los deportes. "Tengo mucho que agradecerles porque esta faceta del entretenimiento se la debo al talento de su gente", declara el locutor, para quien la radio es su prioridad. "No voy a dejar la radio", advierte. "Puedo hacer otras cosas siempre y cuando no afecten a mi trabajo en El Partidazo".



El periodista asturiano lleva cinco años en las noches de Cope, un tiempo en el que ha podido asaltar el liderazgo en esa franja en un pulso que mantiene con El Larguero cada vez que salen las notas del EGM. "Antes sí me ponía nervioso, pero me he llevado tantos batacazos... Siempre me preparo para lo peor porque, además, yo soy un pesimista convencido".

Datos aparte, Castaño se llevó todos los titulares cuando consiguió una entrevista que parecía imposible: Iñaki Urdangarin. "Fue un rotundo éxito por la repercusión que tuvo y por ser la única que ha dado. Me hubiera gustado que hablase de más cosas, pero habló de más de las que pensábamos en un principio. Estoy muy satisfecho con el trabajo del equipo y, especialmente, de Juan Antonio Alcalá, que fue quien la consiguió", explica.

Lea también: "Quise dejarme ir": el destino de Juanma Castaño en 'Masterchef' cambió por "una bronca de tres pares de narices"

"Las expectativas estaban altas porque había temas muy gordos sobre la mesa que podrían haber salido y hubieran generado más impacto", reconoce Castaño, que se trabajó la entrevista muy poco a poco, intentando con bastante tacto que el ex duque de Palma hablase no solo de deporte. "Imagino que Iñaki irá preparando el camino para que su versión la vayamos conociendo cuando esté listo. Agradezco que nos atendiera, que lo hiciera en directo y sin limitarme nada. Fue valiente".

Castaño: "No quería que Urdangarin viviese un momento desagradable"

Aquella charla acabó antes de tiempo, en vista que de Urdangarin no parecía estar dispuesto a abrirse y comenzaba a incomodarse. "Habrá cosas que no le apetecían que le preguntara y que sí salieron; y yo tenía cosas que me hubiera gustado preguntar pero no lo hice porque iba a generar peor ambiente y no quería que viviese un momento desagradable", explica Castaño, que no habló con Urdangarin ni antes ni después de la entrevista. "No tengo relación con él. No tengo ni su móvil".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin