Televisión

El adiós de Carlota Corredera a 'Sálvame', el programa que cambió su carrera a pesar de que no quiso empezar a dirigirlo: "No me apetecía nada"

"Me despido del programa de mi vida". Pocas veces se da el caso de una directora de televisión que acaba presentando el formato que ella misma puso en marcha. A Carlota corredera le ha pasado con Sálvame, el magacín de tarde que pilotó durante cinco años hasta que saltó delante de las cámaras para convertirse en una de sus conductoras, junto con Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla (ahora despedida de Mediaset).

Corredera, que este viernes se marcha de Sálvame después de 13 años, tenía una larga trayectoria en televisión en 2009. Había trabajado en Sabor a ti (Antena 3) y después se hizo cargo de varios proyectos en La Fábrica de la Tele. Dirigió TNT, Las gafas de Angelino, Hormigas Blancas, El laberinto de la memoria (con María Teresa Campos)... Cuando sus jefes le llamaron para ponerse al frente de Sálvame, un formato que empezó arrinconado en el late night y luego se convirtió en la gran apuesta de Telecinco, su primera reacción fue rechazarlo. 

"Me daba mucha pereza hacer Sálvame. Era subdirectora de La Caja y llevaba una tralla brutal. Les dije que no quería", explicó en una entrevista con Ecoteuve en diciembre de 2019, justo antes de la pandemia. "Estaba saturada de corazón (TNT, La Noria)... y estaba viviendo en Barcelona. Me daba pereza trabajar con Raúl [Prieto] porque habíamos tenido nuestros desencuentros -por pura pasión laboral- en Hormigas Blancas... No me apetecía nada, estaba pasando una etapa complicada", contó la periodista viguesa, que finalmente acabó cogiendo las riendas del magacín sin saber que le cambiaría la vida.

Lea también: Belén Esteban, la Jordi Évole de 'Sálvame': presentará 'Lo de Belén' en Telecinco

Algunos espectadores recordarán su etapa de directora, cuando se mostraba reacia a que la cámara pinchase su imagen mientras daba órdenes a los presentadores y colaboradores por el pinganillo. Estuvo en el Diario y también pilotó el Deluxe durante una época. Pero todo cambió una tarde de septiembre de 2014, cuando presentó por primera vez Sálvame porque ese día el programa no pudo contar con Jorge Javier ni Paz Padilla. "Jorge me ha dicho que le hace mucha ilusión, que lo haga pero que, tranquilita, solo hoy", dijo entonces.

Pero Carlota se quedó y comenzó a compaginar Sálvame con otros proyectos que le fue dando la cadena. Relevó a Marta Torné como conductora de Cámbiame, moderó el debate de Hormigas Blancas, presentó el reality Las Campos... Su fama crecía, empezó a acaparar la atención de las revistas y también se lanzó a publicar varios libros. Una sobreexposición por la que también le preguntamos en aquella charla, hace dos años. "Lo único que he hecho es currar como una desgraciada desde que llegué a Madrid. No voy a pedir perdón porque las cosas me vayan bien ahora. Entre otras cosas, porque cuando las he pasado putas, tampoco vino nadie a sacarme las castañas del fuego", dijo, reivindicando su trayectoria. "Vengo de las redacciones y empecé con cuatro perras en el bolsillo y las he pasado canutas, como muchas personas. Hay gente a la que le cuesta alegrarse de que te vaya bien, pero eso es problema de ellos".

"No es la historia de una obsesión por conseguir a toda costa presentar"

El gran proyecto televisivo de Carlota Corredera fue el debate de Rocío. Contar la verdad para seguir viva, el formato donde más se ha expuesto y el que más críticas le ha generado por su posición firme y de defensa implacable de Rocío Carrasco. Ahora, Carlota Corredera deja Sálvame y prepara un nuevo proyecto con La Fábrica de la Tele que ella misma ha creado y que presentará y dirigirá, según anunció la productora. "Te deseamos todo lo mejor, Carlota", fue el mensaje que Mediaset colgó en redes sociales.

Lea también: El destino de David Valldeperas y Alberto Díaz en Telecinco tras ser apartados de la dirección de 'Sálvame'

Se desconoce qué canal lo emitirá y cuáles serán los siguientes pasos de Corredera. "Hoy presento y mañana puede acabarse. Soy consciente de que esto puede ser transitorio", nos decía en 2019. "Para mí no sería un fracaso volver a la redacción. He visto subir y bajar a tanta gente que sé que lo importante que es ver esto con realismo. Si algún día me deja de compensar, te puedo asegurar que lo primero que haré será hablar con mis jefes para volver a la redacción y seré feliz", explicaba.  Su carrera, insistía, "no es la historia de una obsesión por conseguir a toda costa presentar".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin