Televisión

"He tenido a España engañada": Rosa López ya habló de la "mentira" de Armilla con Bertín Osborne

Cinco años antes de su entrevista con Jordi Évole, Rosa López ya contó la verdad sobre sus orígenes humildes, uno de los asuntos que más sorprendió este domingo cuando se emitió su entrevista en La Sexta en la que admitió que ella no era de Armilla, la localidad granadina que siempre había estado ligada a su nombre.

Así se lo contó a Évole cuando le explicó que en realidad ella había vivido siempre en un polígono de Granada. "No soy de pueblo. Soy de una barriada de Granada. Soy poligonera", sorprendió este domingo. "Mentí un poco para entrar en OT: dije que tocaba el piano, que sabía inglés y que vivía en Armilla".

Sin embargo, Rosa ya había revelado esta historia en 2017 cuando se sentó con Bertín Osborne en el programa Mi casa es la tuya (Telecinco). "Tú naciste en Armilla, ¿no?", preguntó el presentador. "Hay muchas cosas que no se saben. Nací en el hospital de Granada y me he criado en una barriada que amo, porque me he criado allí, que es una de las peores barriadas de Granada. El polígono de Almanjáyar. Soy poligonera", admitió a Osborne, justo lo mismo que repitió ante Évole. 

En aquella ocasión, Rosa contó que vivía con su familia "en un piso de protección oficial". "Era un sitio conflictivo. Pero yo soy feliz de haberme criado ahí, aunque solo salía al rellano cuando mi madre fregaba, pero bueno", comentó sobre la peligrosidad de la zona, donde había "navajazos". "Yo empecé a ver vida desde OT, que aunque a veces he pensado que ha sido lo peor, en realidad es lo mejor que me ha pasado en mi vida".

Rosa López: "He tenido a España engañada"

Rosa recordaba entonces su infancia con cariño a pesar de las dificultades que tuvo la familia. "No teníamos para comer, yo ayudaba a mi madre a limpiar... pero son cosas que las tengo reprimidas. Y como he tenido a España engañada. Si las hubiera dicho en su momento...", comentó a Bertín Osborne con cierto lamento. 

Lea también: Preparan una serie de televisión sobre la vida de Encarna Sánchez, la locutora más poderosa de la radio

La vida de Rosa comenzó a cambiar cuando se presentó al casting de OT. El primero se celebró en Granada y la cantante estuvo a punto de no ser admitida porque llegó tarde. "Estaba cerrado, me decían que no podía entrar, yo me caí en la puerta y me la abrieron por pena. Me pegué un golpe con esos kilos de más... Fue ridículo. No pude entrar con más nervios y vergüenza". A medida que fue avanzando en la selección de OT fue cuando la familia de Rosa trasladó su residencia al famoso pueblo. "Nos fuimos a Armilla por si acaso la niña enraba al programa y no tuvieran que ir a grabar allí [al polígono]".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin