Televisión

Juanma Castaño y Urdangarin: el intermediario que consiguió la entrevista y el tenso final que le dejó con "mal cuerpo"

Iñaki Urdangarin dio su primera entrevista en años en una charla que mantuvo este lunes por la noche con Juanma Castaño. El locutor de Cope lo consiguió gracias a la intermediación de Juan Antonio Alcalá, periodista de la emisora y "amigo" de Urdangarin desde hace 25 años, según declaró en antena.

Alcalá fue, por lo tanto, la pieza clave para que Iñaki accediese a hablar ante los micrófonos de la radio de la Conferencia Episcopal en un momento crucial de su vida. Acaba de conocerse su relación con Ainhoa Armentia, ha conseguido la libertad condicional y prepara su regreso al deporte, donde triunfó como jugador del Barça de balonmano.

Lea también: Juanma Castaño confirma que Verónica Forqué dejó Masterchef por Covid: "Me lo pegó a mí y la grabación paró dos semanas"

"Es una persona normal, una persona en la que confiar. Intenta mirar al futuro y no al pasado, que empieza a quedar atrás", ensalzó Alcalá, que se encontraba al lado de Iñaki Urdangarin en las instalaciones que Cope tiene en Vitoria. "Es alguien que tímidamente vuelve a sonreír. Me alegro. Yo me alegro personalmente porque se merece todo lo bueno que le pase en la vida de ahora en adelante", destacó el periodista, que se deshizo en elogios. 

"Pensé que iba a ser más difícil hablar con Iñaki. Te agradezco la tranquilidad con la que estoy ante el micrófono", destacó Juanma Castaño al comienzo de una charla que duró más de 20 minutos. Sin embargo, la conversación comenzó a torcerse cuando el locutor intentó ir un poco más allá de las preguntas puramente deportivas. 

Castaño, que intentó crear un clima cómodo para ganarse al invitado, lo probó de todas las maneras posibles y desde todos los ángulos para conseguir que Urdangarin se abriese y se explicase con cercanía. Más allá del balonmano, el locutor preguntó por otros aspectos de  carácter más humano, pero enfrente se encontraba con un invitado que no se abría. Tanto fue así que tuvo que terminar la entrevista antes de tiempo a la vista de que no iba a conseguir nada de provecho. 

Lea también: "Quise dejarme ir": el destino de Juanma Castaño en 'Masterchef' cambió por "una bronca de tres pares de narices"

"Quería preguntarte más cosas, si estás feliz, por tu situación nueva, novedosa -tranquilo, pasa en las mejores familias-, pero te noto tan incómodo con temas que no tienen que ver con el deporte que no te quiero hacer pasar un mal rato", dijo Castaño. 

"No estoy pasando un mal rato, pero como venía a un programa deportivo pensaba que íbamos a hablar más de temas deportivos. Pero, oye, está bien, está bien no pasa nada", respondió Iñaki Urdangarin en el que fue el momento más tenso de la charla. "Te lo dije al principio: quería tratare con respeto y preguntarte por todos los temas que son noticia. Y tú eres una persona que tiene una connotación muy especial. Soy periodista y si tengo a un personaje de la relevancia de Urdangarin y no le pregunto ciertas cosas, es como si tú estas solo delante del portero y tiras la pelota a la grada en lugar de apuntar a la portería", expuso el periodista, que obtuvo una respuesta bastante cortante de Urdangarin. "Muy bien, es tu punto de vista, fenomenal. Te lo respeto".

Juanma Castaño: "Estábamos dispuestos a escucharle y no ha habido manera"

Después de la charla, Castaño habló con sus colaboradores y todos mantenían una misma opinión. "No se ha preparado bien la entrevista"; "Ha perdido una oportunidad de oro". "Yo pensé que tenia ganas de que conociese el lado humano de lo que ha vivido estos años", explicó el locutor de Cope, que reconoció que la entrevista le había dejado "mal cuerpo".

Lea también: Juanma Castaño: "Mis compañeros de la radio me decían que iba a durar poco en 'Masterchef"

"Con una persona que ha pasado lo que ha pasado en los últimos tiempos, no quería ser un pim pam pum de preguntas duras, pero chico...", lamentó Castaño. "Estábamos dispuestos a escucharle y no ha habido manera. Porque no ha podido, no ha querido o no ha sabido. O porque yo lo he llevado mal y no he sabido hacerle sentir a gusto", explicó el periodista e Cope. 

En Vitoria seguía Juan Antonio Alcalá, que era quien había logrado cerrar la entrevista. "Yo quiero entenderle. Es una persona que lo ha pasado muy mal. Está en una situación difícil de su vida, en un Km 0 y no sé si podemos colocarnos en su piel", dijo. "El momento vital es realmente difícil", excusó Alcalá a Urdangarin.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments