Televisión

Monumental rajada de Kiko Hernández contra Sardà por las "salvajadas" de 'Crónicas marcianas': "No le veo buena gente"

Kiko Hernández lleva veinte años en los platós de televisión. Después de concursar en la tercera edición de Gran Hermano, se quedó como colaborador en varios programas de Telecinco. Empezó en A tu lado y, después, lo compaginó con Crónicas marcianas. Aquella era la época más bronca de los programas, cuando las peleas y los insultos estaban a la orden del día en las tertulias que organizaban en aquel circo televisivo. "Había barra libre", declara el actual colaborador de Sálvame.

"Jamás", responde cuando le preguntan si volvería a trabajar con Javier Sardà. "Es una persona que está a gusto con el conflicto mientras se despelleja a los demás, aviva fuegos, no te frena. No le veo buena gente", dice en una entrevista en Diez Minutos.

Lea también: Telecinco, incapaz de romper un dominio de Antena 3 cada vez más sólido: lidera con su mejor febrero en 13 años

Uno de los capítulos que Hernández relata es la bronca que tuvo con Sonia Arenas. "Eso estaba preparado y guionizado", afirma. "Me llamó la productora y me dijo que Sardà había dicho que me tenía que enfrentar a Sonia", cuanta Kiko, que asegura que se negó hasta que le dijeron que "no era una sugerencia. "O lo haces o te vas", le indicaron, según su testimonio. "Al final lo hice porque me lo pagaron bien", explica. En este sentido, Hernández detalla que "esos enfrentamientos se negociaban".

"En el camerino de Coto Matamoros había de todo ¡daba un asco!"

El colaborador manifiesta que Sardà "avivaba los fuegos". "A Mila Ximénez le decían que o soltaba una bomba de Encarna o se iba". "Era todo una salvajada", relata Kiko, que recuerda el día que "el Yoyas pegó a Antonio David". "Por no habla de cuando pasabas por el camerino de Coto Matamoros, que nunca cerraba la puerta, y veías lo que había dentro ¡daba un asco! Allí había de todo".

Lea también: La productora de 'Cuéntame' prepara una serie de televisión sobre la vida de Ana Obregón

Después de aquellas noches en plató, Kiko Hernández explica que la fiesta seguía y llegaba incluso al hotel donde se alojaban los colaboradores. "Una noche Marta López, con Sardà y el equipo, aporrearon la puerta de mi habitación, entraron a seguir la fiesta. Me vaciaron el minibar". La relación con Sardà acabó cuando le pidió elegir entre Crónicas marcianas o A tu lado y Kiko se quedó con el programa de las tardes que presentaba Emma García.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud
FacebookTwitterlinkedin