Selección Microsoft Informalia

Lo más catalán de Cayetana Álvarez de Toledo se llama Joaquín Güell y es su ex marido

Es española solo desde el año 2007, y no nació en Cataluña sino en Madrid. Hay quien considera que Pablo Casado quiso dar un toque de glamour aristocrático al PP con su fichaje para combatir a Iván Espinosa de Los Monteros de Vox, pero él no se presenta por Cataluña. Analizamos la catalaneidad de la marquesa de Casa Fuerte, a quien su jefe definió como "nuestra Messi"

Nació en Madrid, de madre francesa y padre español. Pasó los primeros años de su vida en Argentina y hasta los 17 años no adquirió la nacionalidad de nuestro país. Es una mujer cosmopolita pero la catalaneidad le viene por matrimonio. Sus hijas, Cayetana y Flavia, las niñas traumatizadas mundialmente famosas por la cabalgata de Reyes de Carmena, llevan el apellido Güell, catalán donde los haya. Y es que Cayetana estuvo casada hasta 2017 con Joaco Güell, cuyos antepasados fueron mecenas de Gaudí. Por cierto, era primo suyo en décimo quinto grado.

Joaco es hijo del recientemente fallecido Juan Güell de Sentmenat y nieto, por lo tanto, del vizconde de Güell. Su madre esa Isabel Ampuero y Urruela, perteneciente a una importante familia del País Vasco fundadora, junto con otros accionistas, del Banco de Bilbao. Algún día, probablemente, Joaco herede la Torre Castanyer, uno de los palacios habitados y habitables con mayor señorío de Barcelona. Por parte de madre, es primo de Casilda Varela, descendiente del famoso General Varela, que estuvo casada con el guitarrista Paco de Lucía.

Lea también: Marquesa, divorciada y agnóstica: todos los 'secretos' de Cayetana Álvarez de Toledo

Cayetana nunca ha vivido de forma permanente en Barcelona con su marido, sino en una fabulosa mansión situada en las cercanías de la Iglesia de los Jerónimos. Eso sí, ha visitado mucho Barcelona y Bilbao.

Joaco forma parte de la élite financiera de nuestro país. Ha estudiado Económicas en Harvard y Ciencias Políticas en París, según publica Vanity Fair. También ha trabajado en banca de inversión para Santander, BCH y Merrill Lynch. Entre 2004 y 2007 fue director general financiero del grupo editorial Recoletos, la empresa dueña de El Mundo, donde Cayetana colabora. Posteriormente dirigiría la sede española del banco de negocios Lazard y desde 2015 es el director de Investindustrial, un fondo de capital riesgo cuya sede está en Londres. Allí vive, aunque viaja muchísimo a Madrid.

Cayetana se ha vinculado Cataluña por amor, como puede verse, por partida doble. Las noticias del cuore van a tener una honda repercusión en la política catalana. Recientemente, Lecturas lanzó una andanada en toda regla contra el al PP. Pilar Eyre afirmaba que había visto a Cayetana muy cariñosa con Arcadi Espada, de quien se rumorea que mantiene una relación desde hace año y medio con la atractiva candidata. El supuesto novio de Cayetana, Arcadi Espada, quedó muy desprestigiado tras sus declaraciones a lo Mengele en el programa de Risto Mejide, que le valieron una acusación por delito de odio contra las personas con Síndrome de Down. Es lo malo de convertir la política española en una especie de Gran Hermano.

Delgadita, con cara de niña, cuello de garza y un tenue acento argentino, rubia natural, cuerpo estrecho, posee una osadía intelectual que le permite escribir sobre Siria en el diario donde escribe como si fuera Felipe Sahagun. Le sobra languidez y su lenguaje exquisito, su rico vocabulario algo alambicado no producen cercanía alguna según fuentes relacionadas con el PP que no comparten la la idoneidad de la idea de su nombramiento. 

Fue la musa del PP, la mujer de confianza de Acebes y José María Aznar, una Carmen Díez de Rivera de garrafón, a juicio de algunos de sus detractores. Hay quien considera que la elección de Cayetana ha sido imprudente. ¿O no sabían de los rumores que vinculaban a Cayetana Álvarez de Toledo con Arcadi Espada, uno de los ideólogos de Ciudadanos? Albert Rivera, de quien Arcadi despotricó cuando fue reelegido, debe estar frotándose las manos. Y lo mismo le debe de ocurrir a Vox. Y es que aunque el líder de Ciudadanos sea partidario de la legalización del alquiler de úteros para la procreación, nunca se habría atrevido a decir las salvajadas que soltó Arcadi en el programa de Risto Mejide en relación con Down: "Si alguien deja nacer a alguien enfermo, pudiéndolo haber evitado, ese alguien deberá someterse a la posibilidad, no solo de que el enfermo le denuncie por su crimen, sino de que sea la propia sociedad, que habrá de sufragar el coste de los tratamientos, la que lo haga. Este tipo de gente averiada alza la voz histérica cada vez que se plantea la posibilidad de diseñar hijos más inteligentes, más sanos y mejores. Por el contrario, ellos tratan impunemente de imponernos su particular diseño eugenésico: hijos tontos, enfermos y peores".

Semejantes declaraciones hieren la sensibilidad de personas de cualquier espectro político, parecen pronunciadas el Doctor Mengele, el médico que realizó crueles experimentos eugenésicos con niños judíos para mejorar la raza. Ya le hicieron daño a Ciudadanos por mucho que Arcadi se haya distanciado de su líder.

Ágatha Ruiz de la Prada, su ex prima política

Los últimos fichajes del PP parecen un casting de Gran Hermano. Como Ciudadanos, se están dejando arrastrar por las técnicas marketinianas de Albert Rivera. Casado no va a posar desnudo como lo hiciera el catalán, pero ha fichado a un torero muy Diez Minutos, Miguel Ángel Abellán, ex de una actriz famosa (Natalia Verbeke); y a una it lady que le va a garantizar muchas portadas en Vanity Fair, la primera en mayo. Para combatir el rollito peliculero, tercios de Flandes de Vox saca a la palestra a una Álvarez de Toledo. Nos hemos puesto en contacto con Pilar Urbano, la autora del libro Pieza 25, Operación Salvar a la Infanta, muy versada en temas de política, para conocer su opinión, y considera que la noticia del supuesto romance de Arcadi Espada y Cayetana Álvarez de Toledo fue "inoportunísima" tanto para Ciudadanos como para el PP. Mucho mejor les hubiera ido "con una más exótica y más aristocrática y mediática, tipo Ágatha Ruiz de la Prada, que cualquier cosa que diga será un titular y además va vestida de bandera española, para que no haya dudas. Un traje que por cierto le queda de miedo. Le hace tipazo, el suyo, no como algunos otros que no se sabe si es una menina o un tablero de parchís. Una mujer embellecida que hace lo que le da la gana sin jamás ofender a nadie. Nobleza catalana de la de verdad y del siglo XIII, con mausoleo familiar en el cementerio Père Lachaise".

Lea también: Cayetana Álvarez de Toledo y el periodista Arcadi Espada salen juntos

Considera Pilar Urbano, medio en serio y medio en broma, que el torero y Ágatha, enfundada en bandera rojigualda, sí habrían hecho daño a Vox. Por cierto, Ágatha le tiró los tejos a Mariano Rajoy en su última aparición en Sálvame, aunque se ignora si lo hizo para intentar irritar a su ex, Pedro J. Ramírez. También se ofreció como concejala de medio ambiente en una entrevista y dijo que estaba abierta a ofertas de casi cualquier partido.

Y lo más fuerte de todo, es prima del ex marido la candidata por el PP a Cataluña, Joaco Güell. Con Cayetana, Ágatha tuvo un trato muy cercano: "La ayudé muchísimo y le presenté a muchos contactos. Cayetana es inteligentísima, pero brutal con las mujeres. Tiene cero empatía con ellas", ha dicho.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin