elEconomista.es

Pilar Rubio y Sergio Ramos: nos colamos en la megafinca de su boda

9:19 - 8/06/2019

Hemos entrado en la finca donde Pilar Rubio y Sergio Ramo van a celebrar su boda dentro de una semana. El escenario del fiestón que celebrarán después de darse el 'sí, quiero' es la finca donde el futbolista de Camas tiene su yeguada.

Está en Bollulos, a unos minutos de Sevilla pero a la vez un lugar apartado de la civilización y tiene un nombre que vaticina larga vida llena de felicidad para los señores de Ramos porque se llama Finca la alegría.

Lea también: Pilar Rubio alarma a sus fans a pocos días de la boda: "¿Y esas morcillas en la boca?"

Es enorme: nada menos que 44 hectáreas de terreno, con o que novios e invitados podrán estar totalmente protegidos de cámaras indiscretas ys miradas curiosas, porque además cuenta con un muro de cemento que apenas permite ver el interior.

Pero tal y como puede verse en la vista aérea, la finca cuenta con unas instalaciones de lujo impresionantes: una vivienda de casi 13.000 metros cuadrados, una pista de padel y, por supuesto, un campo de fútbol.

La finca cuenta con muchas zonas verdes rodeadas de plantas y palmeras que acogerán a los 500 invitados que tendrán la fortuna de asistir a uno de los eventos del año, pero para ello, tendrán que cumplir rigurosamente el dress code. Las mujeres no podrán vestir de rosa, rojo, blanco, naranja o verde y los hombres deberán ir de chaqué.

Muchas caras conocidas se reunirán en este lugar, lo que le convierte en un escenario muy jugoso para paparazzis o invitados que violen la orden de que nadie podrá llevar móvil. Dicen que Sergio Ramos incluso ha blindado el de la finca durante ese día para evitar que los drones puedan sobrevolar la fiesta y captar imágenes del enlace. Los invitados preguntados guardan un hermetismo absoluto para que nada ni nadie arruine la privacidad de esta boda.

Ver esta publicación en Instagram

Feliz viernes ????????.

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

Pilar Rubio contraerá matrimonio con Sergio Ramos en la Catedral de Sevilla y lo celebrará con más de 400 invitados en la finca del futbolista. Han impuesto una estricta normativa para el evento: nada de móviles, ni cámaras fotográficas, chaqué para ellos y colores prohibidos para ellas (ni blanco, ni verde, ni naranja, ni rosa). Tampoco están invitados los niños, aunque sus tres hijos sí asistirán.







Comentarios 0