Todos

Steve Wynn: su imperio en Las Vegas se tambalea tras las denuncias de abuso sexual

El magnate de los casinos está en el punto de mira después de que una decena de ex empleadas le hayan acusado de abuso y acoso sexual. Unas denuncias que han dejado en una situación muy complicada a su empresa, cuyas acciones se han desplomado en bolsa.

A sus 76 años, Steve Wynn es uno de los hombres más poderosos de Estados Unidos: es dueño de los principales casinos de Las Vegas y Macao (China) e íntimo amigo de Trump (71). Sin embargo, el escándalo sexual en el que está envuelto ha puesto a su imperio en la cuerda floja: sus acciones en la bolsa de Wall Street se han desplomado hasta un 10 por ciento.

Además, su negocio en Macao, con el que ingresa ocho veces más que en Las Vegas, podría echarse a perder, ya que su licencia expira en 2022. A esto se le añade la preocupación del magnate por el nuevo casino que quiere construir en Boston, ya que tras estas denuncias podrían denegarle la licencia. 

Fue a finales de enero cuando The Wall Street Journal publicaba un artículo en el que una decena de sus exempleadas explicaban el calvario que tuvieron que vivir con él. Según afirmaron, Wynn obligaba a sus masajistas y maquilladoras a tener relaciones sexuales con él a cambio de unas propinas generosas. 

Unas acusaciones que el magnate negó rotundamente y calificó de "absurdas". "Es deplorable que tenga que elegir si soportar una lluvia de insultos públicos o meterme en una batalla legal de años", declaró. Sin embargo, la cúpula del imperio de casino del que Wynn es el máximo accionista anunció que el empresario dejaba su puesto como consejero delegado de la compañía que él mismo levantó. 

Por su parte, el consejo de administración del gestor de casinos anunció que pondrían en marchar un comité independiente para investigar las denuncias, con el objetivo de asegurar "la seguridad y el bienestar de todos los empleados de la compañía". 

El gran posicionamiento social de Wynn ha hecho que estas denuncias hayan tardado varios años en ver la luz. Recordemos que además de ser un empresario cuya fortuna asciende casi a los 4.000 millones de dólares, tiene un estrecho vínculo con el presidente Trump, a quien considera su "gran amigo". De hecho, el fundador de Wynn Resorts fue uno de los que subvencionó la campaña presidencial del presidente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin