elEconomista.es

A Woody Allen no se le retirará el premio Príncipe de Asturias tras ser acusado de abusos por su hija

20/01/2018 - 10:59

Según algunos medios digitales, las declaraciones de Dylan Farrow, la hija de Mia Farrow que acusa de abusos sexuales a Woody Allen, quien fue su padre adoptivo, podría arrebatarle al actor y director newyorkino el Premio Príncipe de Asturias de las Artes que recibió en 2002 en Oviedo.

Según publica Monarquía Confidencial, la Fundación Princesa de Asturias debate la posibilidad de quitarle el galardón a Woody Allen por estos supuestos hechos. Sin embargo, un portavoz de dicha fundación desmiente categóricamente ante Informalia esta supuesta información: "No se está debatiendo nada ni está previsto hacerlo. No hay un juicio, no hay una sentencia y siempre hay que tener en cuenta la presunción de inocencia. Los premios se conceden en un momento determinado según los méritos que los jurados otorgan al personaje y no hay por qué rebuscar en su historia años después para retirar la concesión".

Y nos remiten a los estatutos de la Fundación, según los cuales el Patronato de la misma debe abstenerse de toda interferencia o gestión que afecte a la independencia de criterio de los jurados, respetando su autonomía. "Las decisiones de cada jurado se producen a la vista de la información de la que disponen cada año y en relación con cada candidato a la hora de emitir su opinión que, con todo rigor, se prepara siguiendo los procedimientos establecidos por la Fundación. Es imposible que el jurado se pronuncie sobre hechos que son sobrevenidos o, cuando menos, desconocidos en el momento de emitir su opinión".

Woody Allen, un personaje especialmente querido en Oviedo, donde tiene una estatua en una calle cercana al teatro Campoamor, sede de la ceremonia de entrega, regresó a la capital asturiana en alguna ocasión después de recibir el premio. También hubo una sintonía especial entre el actor y don Felipe y doña Letizia, que en un viaje a Nueva York en 2014 les invitó a pasara una velada en su apartamento de Manhattan.

Las declaraciones de Dylan Farrow, muchos años después de los supuestos hechos que denuncia, han provocado reacciones muy duras contra Woody Allen, en plena polémica por los continuos testimonios contra el acoso y los abusos, por parte de famosos actores y actrices de todo el mundo.

Sin embargo no todas las opiniones condenan a Woody Allen, dado el puritanismo de sectores ultra religiosos de la sociedad estadounidense que califican de abusos gestos de simple cariño o afecto físico hacia un niño. Por su parte,  Mia Farrow, que fue pareja de Allen durante doce años, nunca aceptó que su ex acabara casándose con Soon Yi, una de sus hijas adoptivas con el pianista André Previn, segundo marido de la protagonista de La Semilla del Diablo después de Sinatra. El matrimonio del director de Annie Hall con su actual mujer, Soon Yi, es totalmente legal en Estados Unidos. Existe la creencia de que la coreana es hija adoptiva de Woody Allen y no es cierto. Soon es hija adoptiva de Mia Farrow y André Previn.

Lo cierto es que Mía Farrow consiguió acusar al cineasta judío de abusos a otros de sus hijos, hasta el punto que Woody Allen sólo podía tener breves encuentros con ellos en la calle y en presencia de personal de los servicios sociales.

Mia Farrow mantuvo una postura más que ambigua cuando el único hijo no adoptado de la pareja, Ronan Farrow, aseguró en 2013 que su padre era en realidad Frank Sinatra, con el que por cierto guarda un asombroso parecido. El legendario cantante y actor fue el primer marido de su madre, con quien Mia volvió a mantener relaciones mientras estaba casada con Woody Allen. "Puede ser", dejó caer Mia Farrow, después de la confesión de su hijo, sin desmentir nada más, y reconociendo que había sido infiel a Woody mientras estaba casada con él. Mia admitió que nunca había dejado de ver a Sinatra después de su divorcio en 1.968. Después de Sinatra, y antes de ser pareja de Allen, con quien nunca se casó, Mía, contrajo matrimonio con el pianista André Previn, con quien tuvo tres hijos biológicos y tres adoptados, Soon Yi, fue una de ellas. La protagonista de algunas de las mejores películas del cineasta de Brooklyn, como Hannah y sus hermanas, se casó con Sinatra (30 años mayor que ella) cuando ella tenía 20 años. Dean Martin, al enterarse de que su amigo se casaba con la jovencísima actriz, le dijo que él tenía whiskys de más edad que Mía. 

La reacción de Woody Allen a todo el escándalo se concreta en un comunicado en el que afirma que, "aunque la familia Farrow está aprovechando cínicamente  la oportunidad brindada por el movimiento Time's Up para repetir esta denuncia desacreditada, eso no la torna más verdadera hoy que en el pasado", ha escrito. "Nunca abusé de mi hija, como concluyeron todas las investigaciones hace un cuarto de siglo", reitera.

Ronan Farrow, el hijo biológico de Woody Allen y Mia es el periodista que destapó tras años de investigación el escándalo Harvey Weinstein en The New Yorker. En la imagen puede apreciarse el curioso parecido que guarda con Frank Sinatra, primer marido de su madre.

Mia Farrow pertenece a una saga muy cinematográfica. Su padre fue director y guionista, pero sobre todo es hija de la novia de Tarzán, o sea, Maureen O'Sullivan (en la imagen, juntas).







Comentarios 3

#1
20-01-2018 / 17:35
ANALISTA DE HECES
Puntuación -1   A Favor   En Contra

ESTE PEDERASTA PROGRE Y SUS PELíCULAS

SON UNA MIE RDA PINCHADA EN UN PALO

#2
20-01-2018 / 18:20
Sorp
Puntuación -2   A Favor   En Contra

Este personaje, me da asco solo verle la cara. Se le ve que no es LIMPIO.

#3
20-01-2018 / 21:05
josemor
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Increí­ble y asco.