elEconomista.es

Boda de Felipe y Letizia hace 16 años: ¿dónde estaban entonces Sánchez, Casado, Abascal, Irene Montero o Iglesias?

22/05/2020 - 9:48

Ya sabemos que aquel 22 de mayo llovía a mares en Madrid, y que Froilán apuntaba maneras como pateador real de primas, también nos han contado hasta el empalago cada año por estas fechas que aquel sábado, en el que Letizia Ortiz y Felipe de Borbón escribían un nuevo capítulo en la historia de España al darse el 'sí, quiero' en la catedral de la Almudena, acudieron ilustres invitados a presentar sus respetos al entonces Príncipe de Asturias y la periodista. Sabemos que la ceremonia costó nueve millones de euros solo en la ornamentación de las calles (y otros dos millones en la decoración de la catedral),  que el ritual matrimonial duró  más de cuatro horas y media, y que las vidas de los asistentes han cambiado tanto como que algunos (incluso familiares o ex vicepresidentes) están en la cárcel, o ya no están, etc., etc...

Pero, ¿y los que no estuvieron y ahora están todo el rato en los telediarios para aterrarnos con sus ideas? ¿Dónde estaban entonces Pablo Iglesias e Irene Montero? ¿Qué hacía Santiago Abascal  aquel 22 de mayo? ¿Y Pedro Sánchez? ¿Había terminado la carrera Pablo Casado? ¿Conocía ya a la madre de sus hijos? Rebobinamos.

Lea también: Felipe VI pasa de romanticismos: "Habría renunciado a Letizia si el Rey lo hubiera pedido"

Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos y también ahora vicepresidente del Gobierno, era un veinteañero (25 años) y formaba parte del Movimiento de Resistencia Global. Aquí Iglesias aparece sin barba y él mismo a principios de enero contestaba a una tuitera que exhibía esta imagen que por entonces no tenía barba porque no le salía.

La mujer del vice, Irene Montero, hoy madre de tres hijos, tenía el día que se casaron los Reyes 16 años y ya despuntaba como delegada de clase. Participaba en movilizaciones sociales llegando a afiliarse con las juventudes comunistas con esa edad se movía con "intención de canalizar cosas que me pasaban y que creía que eran la mejor forma de hacerlas como luchar contra las injusticias", según ella misma ha contado en alguna entrevista.

El actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tenía entonces justo la edad que hoy tiene Irene Montero. A sus 32 años, había conocido ya a Begoña Gómez y vivía con ella en su piso de La Latina, apenas a unos metros de la catedral de la Almudena, donde Letizia Ortiz, su ex compañera de instituto en el Ramiro de Maeztu, y Felipe de Borbón contraían matrimonio aquel 22 de mayo lluvioso a más no poder. "Me enamoré con 31 años perdidamente de mi mujer. Fue en la casa de un amigo mío en una fiesta de cumpleaños. Tuve que empeñarme mucho unas cuantas veces. Me lo puso difícil", dijo propio Sánchez en una entrevista.

Lea también: El otro Pedro Sánchez: de las saunas gays de su suegro a su primera vez en tv

Hacía casi diez años que Pedro Sánchez se había licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en la universidad privada, en el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial en San Lorenzo de El Escorial; y llevaba casi diez años afiliado al PSOE: en 1993 se sacó el carné, tras la victoria de Felipe González. También había hecho la 'mili', en Cáceres, en el Servicio Geográfico del Ejército del madrileño barrio de Campamento. Había trabajado también como asistente en el Parlamento Europeo con la socialista Bárbara Dührkop (donde coincidió con Óscar López) y más tarde como miembro del gabinete del alto representante de Naciones Unidas en Bosnia, Carlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo. Pero el día de la boda de Felipe y Letizia estaba a punto de ser concejal tras presentarse (y no salir) a las municipales de Madrid en la lista del PSOE encabezada por Trinidad Jiménez, que le casaría años más tarde. Sánchez iba en el puesto 23 y no consiguió acta de concejal (el PSOE obtuvo solo 21 concejales) hasta que justo en 2004 reemplazó a Elena Arnedo, primera mujer de Miguel Boyer, antes de Isabel Preysler. La ginecóloga había renunciado a su acta justo aquel mes de mayo . Aquel año Pedro Sánchez fue uno de los 320 miembros de la Asamblea General de Caja Madrid, como representante, a propuesta del PSOE, del Ayuntamiento de Madrid.

Pablo Casado tenía 23 años el día de aquella boda. Estudiaba en ICADE (después cambiaría de universidad) y llevaba dos años siendo novio de la que se convertiría en su mujer y madre de sus hijos. El actual líder del PP y su esposa Isabel Torres Orts, un año mayor, se habían conocido en 2002 en Madrid cuando estaban en dos Colegios Mayores muy próximos entre sí: el Colegio Mayor Santa Mónica (Congregación de Agustinas Misioneras) y Elías Ahúja (Padres Agustinos). Ella llegó de Elche y él de Palencia. Casado había empezado la carrera de derecho en el ICADE (integrado en la Universidad Pontificia Comillas) en 1999, pero se cambió de centro, matriculándose en 2005 en el CES Cardenal Cisneros, un centro privado de titularidad de una fundación de la Comunidad de Madrid y adscrito a la Universidad Complutense de Madrid.

Casado llevaba en 2004 un año afiliado al Partido Popular. Había entrado en política de la mano de Alfredo Prada, consejero de la Comunidad de Madrid, siendo estudiante. Un año después de la boda de la Almudena ya presidía (entre 2005 y 2013) las juventudes de la organización territorial del PP en la Comunidad de Madrid, conocidas como Nuevas Generaciones.

Santiago Abascal tenía 28 años aquel 22 de mayo de 2004. El actual presidente de Vox nació donde quiso (los de Bilbao vienen al mundo donde quieren) y el destino se encaprichó para que este monárquico convencido llegara justo el día de la República, un 14 de abril de 1976. Su familia estuvo amenazada por ETA y el día de la boda de Felipe y Letizia, Abascal ya llevaba una década afiliado al Partido Popular, donde su padre había ocupado varios cargos. Con solo 23 años, el hoy líder de Vox fue elegido para su primer cargo público como concejal del PP en el Ayuntamiento de Llodio. Y en noviembre de 2000 fue elegido presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular del País Vasco, cargo que ejercía en la famosa boda real, ya que estuvo en el cargo hasta 2005. Abascal llevaba dos años casado en 2004, por lo civil, con su primera mujer, con quien tuvo dos hijos, hermanos mayores por parte de padre de los dos que tiene con Lidia Bedman, su segunda y actual esposa. Justo aquel 2004, Abascal ejercía de juntero de las Juntas Generales de Álava y abandonó el cargo para ocupar un puesto como miembro del Parlamento Vasco en sustitución de Carlos Urquijo, cuando este fue nombrado delegado del Gobierno en el País Vasco.

Por aquellos años, Ana Belén Sánchez, la primera esposa de Abascal, ejercía de presidenta de Hammer Hostelería SL, sociedad a través de la que la familia Abascal explotaba Heineken Urban Concept, un bar situado en Vitoria-Gasteiz. La quiebra de esta empresa llevó al desahucio que Santiago Abascal y Ana Belén Sánchez tuvieron que afrontar cuando aún estaban casados. "He tenido una empresa con mi ex mujer que no fue bien. Yo no tengo casa en propiedad porque la perdí en esta crisis", admitía el propio dirigente de Vox.En aquella época, Ana Belén Sánchez y Santiago Abascal compartían militancia política en el PP. Después el político fue requerido por Esperanza Aguirre para que ejerciera ya en Madrid como director de la Agencia de Protección de Datos Comunidad de Madrid. En 2003, Ana Belén Sánchez se presentó como número 6 a la alcaldía de Llodio. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.