Televisión

Karlos Arguiñano advierte sobre el precio de la luz y lanza un recado: "Ponernos las pilas"

  • El cocinero de Antena 3 reflexiona sobre el problema y da posibles soluciones

Karlos Arguiñano es uno de los presentadores con mayor carisma de nuestra televisión. El cocinero vasco continúa enseñando sus recetas a la audiencia con su programa en Antena 3 y, además, suele ser algo habitual que comente la actualidad. Tan pronto critica el Brexit y se mofa de Boris Jonhson que habla de su retirada definitiva.

Precisamente, esa es su clave del éxito. Su naturalidad y cercanía la que le ha permitido entrar durante tiempo en los hogares de tantos españoles. En esta ocasión, el chef quiso comentar la preocupante situación por la que atraviesa nuestro país con la imparable escalada del precio de la luz. 

Arguiñano aprovechó el momento en el que añadió aceite de oliva, algo que él siempre lo califica como "oro líquido". "España es el primer número uno del mundo. Menos mal porque petróleo y gas parece que no tenemos. Porque lo de la factura de la luz menudo lío tenemos con eso", dijo dando pie a su reflexión.

Arguiñano: "La luz ha subido el doble y triple en un año"

"No debe tener fácil arreglo porque estamos todo el mundo, ha subido tanto la luz. Pero claro si dependemos de otros… Hay que ponerse las pilas. No sé si energías renovables, yo de eso ya no entiendo. A los de a pie nos pilla… Ahora lo que ha subido, el doble y el triple en un año", ha continuado dirigiéndose a la clase política.

Arguiñano ha terminado comentando el problema que supone. "Se ve que hay empresas que tienen hechos encargos a un precio, y ahora no es que no ganen, es que pierden el dinero si entregan los pedidos que tenían firmados hace un año o año y medio. Está la cosa difícil", ha asegurado a sus espectadores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.