elEconomista.es

La otra alfombra de los Oscar: de la 'raja' de Kendall Jenner al topless de Zoe Kravitz

25/02/2019 - 11:23

Glamour, elegancia, escotazos y mucha originalidad. La alfombra negra de la fiesta post-Oscar que organizó Vanity Fair superó con creces a la roja del evento cinematográfico. De hecho, congregó a una buena cantidad de famosos a los que no habíamos visto el pelo en el Teatro Dolby de Los Ángeles, como una Naomi Campbell (48) estrenando look ochentero con Alexander McQueen, el magnate de los negocios, Rupert Murdoch (87) con su flamante esposa, Jerry Hall (62) o la actriz Selma Blair (46), a la que diagnosticaron esclerosis múltiple el pasado mes de agosto y desde entonces no había asistido a un evento público. Brilló con un Ralph & Russo espectacular.

Pero si hubo dos protagonistas en la fiesta de Vanity Fair fueron Kendall Jenner (23) y Zoe Kravitz (30). La modelo y la actriz acapararon todas las miradas con sus looks, muy atrevidos. La hija del famoso cantante Lenny Kravitz apostó por un impresionante top de cota de malla de oro de 18 kilates de Elsa Peretti para Tiffany & Co.

La del clan Kardashian, que coincidió con su padre Caitlin Jenner (69), optó por un vestido negro de Rami Kadi con dos grandes aberturas frontales que mostraba sus piernas hasta las caderas, liberadas de ropa interior.

Claro que otras famosas no tuvieron nada que envidiar a las aberturas de Kendall. Por ejemplo, las de las modelos Adriana Lima (37) y Alessandra Ambrosio (37).

Ellie Goulding (32), Amy Adams (44) y Vanessa Hudgens (30) también presumieron de sex-appeal mientras que Emily Ratajkowski (27) y Amanda Seyfried (33) encontraron el punto perfecto entre sensualidad y romanticismo con encaje y tul en tonos nude.

El photocall de la fiesta Vanity Fair se llenó de colores, desde el siempre elegante negro (por el que optaron Natalie Portman (37), Serena Williams (37), René Zellwegger (49), Rita Ora (29), Christina Ricci (39) o Lady Gaga (32), que posó con su Oscar a la Mejor Canción por Ha nacido una estrella) hasta el amarillo de Kate Bosworth (36), los rojos de Emilia Clarke (32) y Brie Larson (29), el rosa de Winnie Harlow (24), el naranja de Paris Jackson (20) o el magnífico estampado floral de Marchesa del que presumió Lily Collins (29). 

Kate Beckinsale (45) le dio chispa a la noche con un fantástico modelo estrellado, la misma fórmula por la que se decantaron Chloe Grace-Moretz (22) e Isla Fisher (43).

Y del negro y el color al blanco, el que lucieron una emplumada Lupita Nyong'o (35), de Oscar de la Renta, y una elegantísima Ashley Graham (31).

Por supuesto, no faltaron las parejas más chic de la temporada, que derrocharon amor entre abrazos, miradas y algún que otro beso de tornillo: Jennifer Lopez (de Zuhair Murad) y Alex Rodríguez, Sofía Vergara y Joe Manganiello, Jason Stathan y Rosie Hutington, Liam Hemsworth y Miley Cyrus, Priyanka Chopra y Nick Jonas, Sophie Turner y Joe Jonas, Jessica Alba y Cash Warren o Chiara Ferragni (de Giambattista Valli) y Fedez.







Comentarios 1

#1
26-02-2019 / 00:05
joan
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Gracias a D, las mujeres quieren seguir siendo sexys. ¿A qué tanto rollo de las feministas con el supuesto sexismo de los hombres? Viva la coherencia.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.