Moda

La nueva vida de Carolina Adriana Herrera sin El Litri: trabajo, hijos, amigas y alguna ilusión

  • El torero y la venezolana se separaron en verano

Desde que el pasado mes de agosto Carolina Herrera y Miguel Báez, El Litri, pusieron fin a 13 años de matrimonio, la hija de la famosa diseñadora venezolana y del banquero y editor Reinaldo Herrera, ha desaparecido de la vida social madrileña.

Carolina hija es directora creativa de las fragancias que llevan el nombre de su madre y viaja a menudo a Nueva York, tanto para asistir a los desfiles de la firma materna como para su trabajo con los perfumes. A sus 48 años, es madre de tres hijos que suele llevar personalmente a su colegio en Madrid y aunque no era muy activa en las fiestas que se celebran en la capital cada semana, aparecía con su marido, un año mayor que ella, en recepciones importantes junto a la alta sociedad y en otras ocasiones también se la veía con amigas del grupo habitual en Hola, como Gema Ruiz, Margarita Vargas, Paloma Cuevas, etc.

Desde este verano, es como si se la hubiera tragado la Tierra, aunque sabemos que Litri y Carolina han estado juntos en fiestas familiares de sus hijos y que su relación es cordial.

En el momento de su separación, Hola, revista amiga, publicó que no había terceras personas, que la separación era temporal y que el ex torero y su mujer se estaban dando un tiempo de reflexión.

Gente cercana a Carolina asegura que aunque no se la vea en público, sigue cultivando su entrañable amistad con Eliza Arcaya, una venezolana afincada en España, separada y propietaria del Café Murillo, un restaurante donde se da cita la jet set venezolana en Madrid y cercano al parque de El Retiro y al piso familiar de Carolina Herrera en la capital.

Eliza es su amiga desde que estudiaban de niñas en Nueva York, y juntas montaron hace unos años Baby Deli, una tienda de productos y talleres infantiles en el barrio de Salamanca, negocio que resultó fallido. Eliza y otra socia son también propietarias de otro restaurante, El Velázquez, en el que se ha visto a Carolina Herrera en más de una ocasión.

Otras amigas del grupo, cuentan que Carolina hija podría tener una amistad especial con alguien que le habría creado una nueva ilusión. No hay otros datos, sólo que podría tratarse de un apuesto latino. ¿Venezolano quizá, de esos millonarios que han desembarcado en Madrid huyendo de la dictadura de Maduro?

Carolina Adriana es la cuarta hija de la famosa diseñadora venezolana, nacionalizada estadounidense. La empresaria, cuyo patrimonio según Forbes se sitúa por encima de los 100 millones de dólares, tuvo dos hijas de sus primer matrimonio y otras dos con Reinaldo, editor de Vanity Fair y aristócrata. De hecho, Carolina, que acaba de cumplir 79 años, fue Marquesa Consorte de Torre Casa, hasta que su actual marido delegó su título por no haber tenido descendiente varón.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin