elEconomista.es

Lady Gaga, Miley Cyrus y Beyoncé: de 'luto' en los Grammy

29/01/2018 - 10:26

La fiesta de la música por excelencia se contagió del espíritu del Time's Up y las asistentes tiñeron de oscuro la alfombra roja del Madison Square Garden de Nueva York, que se llenó de rosas blancas en apoyo al movimiento #MeToo contra los abusos sexuales en el mundo del cine y la música.

Lady Gaga (31) fue una de las más atrevidas de la noche con un mono de encaje de color negro con hombreras marcadas y cuello perkins y una falda muy voluminosa y larga que se ataba a la cintura y dejaba ver por completo el mono, firmado por Armani Privé.

Beyoncé (36) acudió con su marido, Jay Z, y su hija, Blue Ivy, y lució un espectacular vestido con doble abertura que dejaba al aire sus larguísimas piernas y un tocado de lo más señorial combinado con grandes pendientes de diamantes.

Miley Cyrus (25), muy alejada de su habitual estilo colorido y estrambótico, llevaba un mono de terciopelo negro de Jean Paul Gaultier de lo más elegante. Un diseño de escote palabra de honor que tenía unos detalles de borlas y que ha combinado con unas sandalias transparentes con tacón de purpurina. Eso sí, subió al escenario con un magnífico vestido rojo de tul y dejó fascinado al público en una preciosa colaboración con Elton John.

Rita Ora (27) ha presumido de piertas con un vestido negro con lentejuelas y escote palabra de honor de Ralph&Russo. 

Una de las invitadas más sexys de la noche ha sido la modelo Heidi Klum (44), con un vestido de transparencias de Ashi Studio que dejaba entrever su espectacular figura.

Katie Holmes (39) ha apostado por un total black que incluía hasta las uñas con vestido palabra de honor y falda abullonada de Zac Posen, que ha combinado con un recogido de ondas al agua muy favorecedor.

Alicia Keys (37), que acudió a la gala sin una gota de maquillaje en el rostro en su lucha personal por engrandecer la belleza natural de las mujeres, vistió un original modelo negro de Bao Tranchi.

Algunas han decidido darle un poco de color al ambiente, al fin y al cabo era una fiesta. Fue el caso de Rihanna (29), que apostó por un vestido de cuero granate con hombros al aire que cambió por un escotadísimo vestido rosa para subir al escenario.

Una de las más llamativas ha sido Pink (38), con un vestido de plumas en tonos violaceos y rosados, palabra de honor, de Armani Privé.

Hailee Steinfeld (21) ha sido de las más elegantes con un sencillo diseño blanco de Alexandre Vauthier, con escote palabra de honor y falda en wrap que dejaba al descubierto sus piernas. Lo ha completado con botas mosquetero en violeta metalizado, uno de los mejores looks de la noche.

Lana del Rey (32) ha elegido un vestido nude de línea romántica de Gucci. El diseño, con pedrería, tenía el escote en V, mangas de murciélago y apertura en la falda. Además, ha lucido un tocado de lo más 'angelical'. Un look por el que las redes la han comparado con el mismísimo Jesucristo.

Kesha (30) vistió un traje de chaqueta azul marino de Nudie's Rodeo Tailors con botas glitter de estilo cowboy. Protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche al cantar Praying, una canción sobre la igualdad y a la lucha contra el acoso sexual. Para ello se vistió de blanco, tal y como pedía el dress-code para los que subían al escenario.

Anna Kendrick (32) fue otra de las que apostó por el traje de chaqueta y lo combinó con body de encaje muy sensual, un conjunto de De Balmain Pre-Fall 2018.

A pesar del gran protagonismo de las mujeres, la estrella de la gala, presentada por James Corden (39), ha sido Bruno Mars (32), que se ha hecho con seis Grammys, incluyendo Premio al Compositor (por That's what I like) y al Producto Completo (por el disco del año, 24K Magic).


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0