Moda

Cinco consejos para encontrar el regalo perfecto (sin necesidad de ser multimillonario)

Como probablemente nadie que esté leyendo esto sea multimillonario, no podemos regalar casas a nuestros hijos recién nacidos, como hizo el cantante Elton John, o anillos de diamantes como el que regaló en su día el actor Richard Burton a Elizabeth Taylor. Lo que sí podemos hacer el resto de los mortales es seguir algunas de las lecciones que aporta la ciencia a la hora de encontrar el presente adecuado a tus seres queridos, ya que (todavía) no existe un regalo igual de perfecto para todo el mundo.

1. Dar es sinónimo de felicidad.

Una máxima conocida por todos es que dar regalos, ya sea a los amigos o a la caridad, está asociado con la felicidad. Esto se debe a que se crea un ambiente de conexión social.

EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE REGALAR: El divorcio más sonado y comentado en lo que va de siglo es el de Brangelina. Entre la separación de bienes que les toca hacer, tendrán que resolver quién se queda con la isla con forma de corazón que Angelina Jolie le regaló a Brad Pitt, valorada en 20 millones de dólares.

EJEMPLO DE LO QUE SÍ SE DEBE REGALAR: Como siempre debe haber una excepción que confirma la regla, la abogada Amal Clooney, mujer del protagonista de la trilogía Ocean's, le regaló a su marido una máquina de cortar el césped, la cual le trajo buenos recuerdos de su niñez. Buscar en la infancia siempre es un acierto por el valor sentimental que aporta.

2. Regala experiencias únicas.

Las personas que reciben regalos experienciales están más conectadas con la otra persona que quienes reciben algo material.

EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE REGALAR: Katy Perry le regaló a su ex marido Russell Brand un viaje al espacio con la compañía Virgin Galactic para vivir una experiencia sin gravedad como la teniente Ripley en Alien. Un capricho futurista valorado en 200 mil dólares.

EJEMPLO DE LO QUE SÍ SE DEBE REGALAR: Sin necesidad de coger un cohete espacial, hay un hotel en Navarra llamado Aire de Barderas cuyas habitaciones con bóveda de cristal en mitad de la noche dan la sensación de estar durmiendo en Marte, pero sin salir de la península.

3. Amplía su colección.

Hay algo en nosotros que nos incita a coleccionar, ya sean sellos, cómics, estampas de Caballeros del Zodiaco o cazar Pokémons por la calle.

EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE REGALAR: Los exitosos cantantes Beyoncé y Jay-Z le regalaron a su hija Blue Ivy una Barbie con accesorios de diamantes por valor de 80.000 dólares para ampliar su colección.

EJEMPLO DE LO QUE SÍ SE DEBE REGALAR: Micro Machines, discos de vinilo o colecciones de cine. Todo consiste en conocer a la otra persona y saber qué desea poseer. Si te decides por la última opción, Twentieth Century Fox Home Entertainment ha lanzado la Vintage Collection, una edición limitada de las mejores películas de la distribuidora con un diseño original y único en DVD y Blu-ray, tan variada en títulos que cualquier cinéfilo puede tener su colección favorita, ya sean actores de siempre como Marilyn Monroe, o la última trilogía de X-Men.

4. Algo para la casa.

Comprar cosas para uno mismo para el hogar genera una pereza general y costosa, de ahí que las casas de nuestros padres estén decoradas enteras con los regalos de su boda.

EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE REGALAR: Sandra Bullock le regaló a su hijo, cuando solo tenía un año, un grabado de Andy Warhol valorado en 14.000 dólares. Hablar no podía, pero apreciar el arte parece ser que sí.

EJEMPLO DE LO QUE SÍ SE DEBE REGALAR: ¿Quién no quiere una fondue, un home cinema o el cuadro (lámina) de Warhol con la cara de Marilyn Monroe para su salón?

5. DIY (Do It Yourself).

Si andas muy apurado del bolsillo pero bien de tiempo, siempre puedes navegar por internet, donde encontrarás una gran cantidad de webs de DIY, ya que, como afirma un trabajo publicado en el Journal of Marketing, las personas que reciben regalos caseros hechos por uno mismo sienten que demuestran más amor.

EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE REGALAR: Terminando con los no referentes de los famosos, no aprendas, en lo que a regalos se refiere, del genio del cine Alfred Hitchcock, que le envió a Melanie Griffith por Navidad, cuando era una niña, una especie de ataúd que contenía una Barbie con el rostro de su madre.

EJEMPLO DE LO QUE SÍ SE DEBE REGALAR: Pinta un cuadro, graba una lista de música o haz un mueble para la casa pero, por favor, no aprendas de las excentricidades de los multimillonarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin